Deportes

Hace 20 años Ronaldo sufría una escalofriante lesión en la rodilla

Se rompió el tendón rotuliano de la rodilla derecha y tardó año y medio en reaparecer

El 12 de abril de 2.000, hace 20 años, se tambalearon los cimientos del ‘planeta fútbol’. Ronaldo Luís Nazário de Lima hizo ‘crack’.  El ex jugador de Real Madrid y Barcelona -considerado por entonces el mejor del mundo- se partió el tendón rotuliano de su rodilla derecha en la ida de la final de ‘Coppa’ contra la Lazio.

‘Ronie’ se santiguó tres veces antes de entrar al campo en el 58′ con 2-1 en contra y, seis minutos más tarde, cuando trataba de driblar a Couto con la misma maniobra que había ‘sentado’ a Marchegiani en la final de la Copa de la UEFA ganada, precisamente ante la Lazio en 1998, se rompió.

La ‘eterna sonrisa’ de Ronaldo se borró mientras lloraba desconsolado tratando de cubrirse el rostro. Panucci se echó las manos a la cabeza, Zamorano rezaba, Simeone -habían sido compañeros en el Inter- trataba de consolarle en la camilla y Lippi, que ya había hecho los tres cambios, trataba de repartir indicaciones totalmente desencajado.

Se acababa de romper, en palabras del doctor Guillén, «la estructura más blanda más grave que existe». El tendón que habilita a la rodilla para correr, chutar, regatear. Nadie ponía la mano en el fuego por su carrera. Ni siquiera el encargado de operarle en París, el doctor Gérard Saillant: «Los milagros no existen. Necesita por lo menos ocho meses de recuperación antes de volver a jugar y aun así tampoco puedo decir, ni yo ni nadie, que volverá a jugar. Será, en todo caso, un proceso largo y difícil».

«Toda la culpa es del PSV. Le dieron anabolizantes cuando apenas era un crío. El resultado fue que su musculatura acabó siendo incompatible con la estructura ósea de su rodilla», se lamenta Bernardino Santi, excoordinador de la lucha antidopaje de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

La lesión dibujó un nuevo ‘Fenómeno’. «Si no fuera por las lesiones, Ronaldo habría sido el más grande de la historia», aseguró Diego Armando Maradona en Rusia 2018. Los números invitan a pensar que iba camino de ellos. Cuando se rompió el rotuliano, con 23 años y tres meses, sumaba 233 dianas. Goleaba ampliamente a Messi (148) y Cristiano Ronaldo (115) con su misma edad. «Sufrí dos lesiones gravísimas -en 2008 se rompió el rotuliano de su rodilla izquierda con el Milan- que me quitaron tres años de carrera, que me dejaron secuelas… y me hicieron anticipar el final de mi carrera», se lamentaba el 13 de noviembre de 2011 al anunciar su adiós.

Llegó justo a la cita, pero, desde su debut en Corea y Japón’02, Ronaldo vaticinó lo que estaba por venir. Marcó un gol contra Turquía antes de dejar el campo totalmente vaciado a los 73 minutos: «Estoy por debajo del nivel de mi equipo. Aún me faltan partidos de ritmo y mejorar el estado físico, pero ha sido especial volver a marcar en un Mundial».

Dos goles más en la final contra Alemania (0-2) llevaron a Brasil a proclamarse pentacampeona del mundo y a Ronaldo a convertirse en el Pichichi con más goles (8) desde 1970. Recuperaba, además, el cetro de mejor jugador del mundo. «Trabajé dos años y medio para recuperarme de las lesiones y Dios reservó este día para mí y para la selección de Brasil», afirmaba orgulloso.

Comparte tus comentarios
Fuente
Marca
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar