El director mexicano, Alejandro González Iñárritu, fue reconocido con el grado de doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en una ceremonia llevada a cabo este jueves, en donde fueron reconocidas otras nueve personalidades que destacan por sus aportaciones a la ciencia, la economía, el medio ambiente y la astronomía.

El grado de doctor Honoris Causa es otorgado a las personas que hayan realizado una obra excepcional, públicamente reconocida, en los campos de la educación, la ciencia o la cultura, esto, según la legislación universitaria.

«Tratándose de candidatos de iguales merecimientos, se deberá preferir a aquellos que hayan llevado a cabo una obra que tenga relación con México o que hayan influido en el desarrollo cultural o científico de nuestro país», indica el reglamento.

Durante la ceremonia, fue resaltada la trayectoria de cada uno de los acreedores a través de un video, donde, en el caso del director mexicano, hizo mención de cada una de las producciones cinematográficas en las que participó como director, además de mencionar los galardones a los que ha sido merecedor.

«Ha sido acreedor a múltiples nominaciones en las categorías de los diferentes festivales de las premiaciones más reconocidas mundialmente, como los BAFTA, los Globos de Oro, Cannes, Venecia y los Oscar, donde se convirtió en el primer director en recibir por dos años consecutivos la estatuilla a mejor director en los últimos 60 años por sus películas más recientes», se destacó en el video de su semblanza.

Alejandro González Iñárritu recibió de manos del rector Enrique Graue las insignias y distinciones que lo acreditan como doctor Honoris Causa de la UNAM.

Las otras personalidades distinguidas con este reconocimiento fueron Alicia Bárcena Ibarra, Julia Carabias Lillo, Rolando Cordera Campos, José Antonio de la Peña Mena, Donald Bruce Dingwell, Vincenzo Ferrari, María Elena Medina-Mora Icaza, Roberto Meli Piralla y Sandra Moore Faber.

El director mexicano impartió este miércoles una clase magisterial en la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas de la UNAM, donde criticó la «glamurización» de la violencia que retratan algunas películas y reivindicó que el cine debe mostrar las «consecuencias» que tiene la violencia para la sociedad.

«Viviendo en Ciudad de México y sabiendo de la violencia que vivimos, es difícil para mí ver películas que glamurizan la violencia y hacen de la violencia un arte cool, expresó.

Al ser cuestionado sobre el compromiso social de sus películas, Iñárritu aprovechó para hablar de Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años que criticó este lunes a los mandatarios en la Cumbre del Clima de la ONU acusándolos de «traición» y fallar a los jóvenes.

«Me parece fascinante y sus palabras son las más sensatas y sencillas. Tenemos a estos encorbatados hablando de promesas económicas vacías. Creo que no podemos ser ajenos a la crisis climática», dijo.

Comentarios