Raúl Caraveo Toledo

Fenómeno López Obrador : Delfina Gómez

Andrés Manuel López Obrador congregó el sábado pasado en Puebla y Tlaxcala miles de ciudadanos; el domingo 19  en Tuxtla Gutiérrez  Chiapas congregó a más de 30 mil y en la misma tarde a más  de      35  mil 800  personas en la Plaza de la Revolución de   Villahermosa Tabasco,  ahí atrajo al Consejo Coordinador Empresarial  del Estado; se sumaron actores políticos de diversos orígenes partidistas con el propósito de firmar el Acuerdo por la Prosperidad y el Renacimiento de México. El lunes 20 se reunió con paisanos en Chicago Illinois.

Al  mismo tiempo que AMLO se presentaba en Villahermosa  iniciaba  el “Corazón Fest” en el que actuaban la sonora Dinamita, K-Paz de la Sierra, Merenglas, Germán Lizárraga, entre otros grupos, con acceso gratuito el evento patrocinado por el grupo Cuauhtémoc Moctezuma y  una asistencia de 5 mil personas al inicio. No logró disminuir la afluencia al mitin de AMLO. Ese poder de convocatoria es lo que preocupa al grupo gobernante y hace que los medios tradicionales se tropiecen en lo que intentan desacreditar las declaraciones que Andrés hiciera sobre los ataques de la Secretaría de Marina y Armada de México en Tepic, Nayarit para el abatimiento del H2 Juan Francisco Patrón Sánchez (9 de febrero); en el sentido que “fue una ejecución de 15 personas incluso  algunos menores de edad.” Y luego, el siguiente evento de su andar.

La reacción presidencial apenas se da cuando le marcan otra pausa en la agenda, el vacío por la unidad callejera y la pobreza en la manifestación inducida del  #VibraMéxico  recibe una respuesta desde Villahermosa, Tuxtla Gutiérrez, Chicago.

Nada es casual. Mientras los medios se despellejan por mantener en primer lugar el tema de Donald Trump las 24 horas del día, en el México de todos los días los eventos siguen su curso y avanza el perfil del cambio que se vislumbra desde las calles.

Si el Estado de México es el laboratorio, no determinante en los pasados procesos electorales, hoy si es fundamental su resultado para el 2018, aunque se quiera minimizar su importancia.

Este mismo fin de semana se seleccionó  a Josefina Vázquez Mota como la candidata panista, ya está el priista  Alfredo del Mazo, primo de Enrique Peña Nieto  y Delfina Gómez  de Morena, a punto de iniciar pre-campañas oficialmente  el PRD aún no registra su candidato,  sin duda el cascarón de partido no encuentra con quien hacer segunda en la retahíla de traiciones y arrendamientos electorales.

Lo más importante es que a días del inicio de campañas oficialmente Del Mazo, Josefina Vázquez  y Delfina Gómez arrancan con un verdadero empate técnico en las encuestas oficiales, y si así arrancan el candidato que logró empatar siempre gana, se  trata de Delfina Gómez quien ocupaba el tercer sitio hace un mes.

En éste punto comparto la opinión de Salvador Camarena en el sentido que Josefina es la rival más débil, los enemigos los tiene en su propio partido y los muertos que guarda en su closet pronto saldrán.

El duelo en el Estado de México se reduce a dos contendientes; Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador. Quizá no sean tan importantes las pausadas propuestas y críticas de Andrés; no son tan importantes como si los errores, falta de comunicación y empatía de los equipos de Peña Nieto, me refiero a “los equipos” por los medios y comunicadores afines a la defensa de EPN y a que a su vez  tratan de detener el avance de AMLO sin frutos, cada momento que surge una nueva evidencia de Javier Duarte de Ochoa y familia sobre su riqueza inexplicable y ridícula y no es detenido, como otros ex gobernadores –Peña pierde y Andrés suma- cada vez que la respuesta del Gobierno Federal es timorata frente a Trump, igual; cada vez que surge una nueva cortina de distracción sobre la realidad en los casos de la gasolina, la lucha contra la impunidad o las posibilidades de resurgimiento de Elba Esther Gordillo.

Cada vez que en cadena nacional un Carlos Loret, Ricardo  Alemán, José Cárdenas,  Francisco Martín Moreno y otros  singulares  tratan de causar un impacto negativo a funcionarios de Tabasco, a eventos de Villahermosa, a Andrés o a Morena éstos hacen campaña pro-AMLO.  No creo que sea su intención pero su poco profesionalismo y ambición por ganar dinero fácilmente vendiendo sus criterios dan puntos; Peña pierde y AMLO gana. Muchas veces las ofensas de donde provienen son los mejores alicientes y reconocimientos.

“Pobrecito mi patrón piensa que el pobre soy yo…”

 

Gracias por su lectura

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar