Eduardo Ibarra Aguirre

Feministas que confrontan a AMLO

Utopía 2223

La investigadora Marcela Lagarde se ocupó, el miércoles 19 varias veces, de las recientes declaraciones del presidente Andrés Manuel en las muy populares y escuchadas mañaneras –conozco a consultores que ponen cara de fúchila cuando les pregunto sobre ellas–, respecto a que el feminicidio es consecuencia de “la pérdida de valores morales” y “del neoliberalismo”, y que no hay necesidad de que las feministas pinten el Palacio Nacional como parte de sus protestas, según afirmación de la pensadora feminista en el Instituto Nacional Electoral durante una conferencia magistral que dictó donde los consejeros “ciudadanos” resisten legal y políticamente por sus extraordinarios sueldos y unas formidables prestaciones que, dicen varios colegas, incluye una partida “por gastos de divorcio” de 250 mil pesos.

Volvamos a lo que postuló Lagarde de los Ríos a quien se atribuye la creación del concepto feminicidio: la desigualdad de género que vive el país es estructural, no moral, como ha querido defender López Obrador. La diferencia está en que los primeros cambios deben hacerse en la cultura y en la estructura social para alcanzar la igualdad social, económica, jurídica, normativa y otras entre mujeres y hombres. “Después vendrán los cambios en la moral, que incluso podría convertirse en una ética del respeto de las mentes, de los cuerpos y de los afectos de las mujeres, una ética conforme a la vida libre, la igualdad y al desarrollo de cada quien”. Y desmontar algunos de los supuestos básicos del mexicano neoliberalismo de compadres ¿no implica hacer cambios en “la cultura y la  estructura social”?

Al único presidente de un país de la aldea –integrada por 193 naciones en la Organización de las Naciones Unidas y 211, territorios incluidos, en La Federación Internacional de Futbol Asociación–, que de lunes a viernes y a veces hasta los sábados contesta a todas las preguntas que formulan colegas e improvisa discursos diariamente y los fines de semana durante las giras por México, es muy fácil sacarle de contexto una frase para exhibirlo como conservador respecto a los muchos feminismos existentes (neoliberal, socialdemócrata, socialista y comunista, cuando menos) y que Lagarde presenta como uno y con pensamiento y teoría coherentes.

O bien mostrar a Obrador como gobernante que dedica sus mejores esfuerzos –limitados resultados aparte– para disminuir la violencia que agobia a los mexicanos: mujeres, hombres, niñas y adultos mayores, sin privilegiar a las primeras, como exigen estridentes voces, pero también justificadas, con innecesaria violencia física –como sucedió en la Glorieta de los Insurgentes en septiembre pasado y el viernes 14 en el diario La Prensa– que las aísla hasta el punto de sólo reunir a 40 muchachas afuera de Palacio, o imponer paros en la Universidad Nacional sin asambleas de por medio, enarbolar exigencias en la Autónoma de México como “Verga violadora a la licuadora”; “Si la usas para violar, te la vamos a cortar” y “Muerte a los machos”.

Si lo que la exdiputada federal e impulsora de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, pretende es que AMLO tenga el dominio conceptual y la visión que sobre el importante tema ella y otras feministas veteranas poseen, pues pierden su tiempo; el tabasqueño no sólo dedicó los últimos 40 años a interpretar la realidad mexicana, sino a transformarla desde algunas de sus raíces.

Y finalmente, la reconocida teórica del feminismo comete un serio error al coquetear con el “ojo por ojo, diente por diente” de las jovencitas de la “cuarta ola” y que, por cierto, también la rechazan a ella y las “históricas” –cualquier cosa que signifique–, como consigna CIMAC Noticias: “Lagarde reviró al presidente al decir que ‘las feministas de todos los tiempos han construido una filosofía fundamental sin la cual no se entendería la historia (…) El feminismo es la transformación cultural más importante que hemos conseguido las mujeres como género en la historia y por tanto no debemos enajenarnos, necesitamos conocerlo, olerlo, marcharlo y hacer pintas como están haciendo las jóvenes en esta ciudad’”.

Acuse de recibo

De Teresa Gil: “Felicidades mi querido Eduardo, llegaste a la Utopía patito (2222) en el buen sentido de la palabra. Un buen número para seguir adelante con análisis que ojalá se multiplicaran en un entorno en donde todo, por desgracia, se generaliza para mal (aunque sólo vuele una mosca) y lo bueno se omita con una intención  deliberada”… Y Moisés Edwin Barreda “Excelente tu texto, mi estimado Ibarra. Ya se siembra el esfuerzo por hacer realidad la sociedad justa, precisa para que hallan la paz y tranquilidad por las que lucha AMLO contra viento y marea, opuestos desatados por los oligarcas”. La opinión es del también periodista Moisés Edwin Barreda sobre http://forumenlinea.com/index.php/utopias/1105-utopia-2221-jornada-de-los-feminismos-17-ii-20 (…) Para leer en Forum (el enlace está abajo): Mutilación genital femenina, nociva tradición (Rosmerys Bernal Piña). Depresión por ruptura amorosa; Virus que infectan el aparato respiratorio (Abigail Bello Gallardo). Hay avances económicos con AMLO: Slim. Un programa de infraestructura robusto: IDIC (Forbes). ¿Recesión en EU sin gran quiebra?: T. Evans (Genaro Rodríguez Navarrete). Deudas estatales: Cuando tres siglos no son nada; Del club de los arrepentidos y otras pieles sensibles (Jesús Delgado Guerrero). Cuando los de Davos critican el capitalismo “salvaje” (Eduardo Madroñal Pedraza).

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Eduardo Ibarra

Periodista y Director de la revista Forum en Línea. Ejerce en el periodismo desde el 15 junio de 1970. De formación autodidacta, se forja en la prensa comunista y sucesivamente es editor de 12 medios impresos y digitales. Desde septiembre de 2004 escribe la columna Utopía.
Botón volver arriba
Cerrar