Reseñas

El Rey Arturo “La Leyenda de la Espada”: ¿Por qué fracasó en taquilla?

Arturo (Charlie Hunnam) es un joven que creció alejado de sus padres y que en la actualidad es el líder de una pandilla callejera que anda por las calles de Londonium. Pero la vida de este joven cambia por completo cuando logra sacar de la piedra la espada Excálibur. Con esto, Arturo tendrá que aprender a dominar la espada y controlar sus demonios para poder lograr su objetivo, derrotar al malvado Vortigern (Jude Law).

La leyenda de “El Rey Arturo”, “La Espada en la Piedra”, “Excálibur”, o como sea que usted la conozca, es una de las leyendas más famosas alrededor el mundo; en parte por la importancia que tiene el personaje de El Rey Arturo en la literatura europea y en parte por el sinfín de adaptaciones, cinematográficas y televisivas, que esta historia ha tenido. La nueva adaptación de esta leyenda es “El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” (King Arthur: Legend of the Sword), cuya dirección corre a cargo del cineasta Guy Ritchie (Snatch, Sherlock Holmes). Lamentablemente para él, esta cinta no ha logrado ser del agrado ni del público ni de la crítica.

Lo mejor de esta cinta es el trabajo de Guy Ritchie en la dirección. Ritchie no sólo consigue que su cinta tenga un buen ritmo, también nos regala escenas bastante interesantes, sobre todo cuando se trata de contar sucesos que ocurren en otro lugar o en otro tiempo distinto al que se está desarrollando frente a la cámara. Además, las escenas de acción, sin ser espectaculares, están muy bien logradas y una que otra toma del film vale mucho la pena. El problema es que llega un momento en el que todos estos elementos clásicos del cine de Guy Ritchie se empiezan a convertir en un exceso, nos llena de varios de sus recursos y estos se llegan a sentir innecesarios.

Pero el principal problema con “El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” es su historia. Una historia vacía, sin ningún fondo, inmadura y, por momentos, hasta ridícula. Para empezar, intentaron darle un pequeño giro a la historia a la que que estamos acostumbrados, ahora ver a Arturo sacando la espada de la piedra no es lo primordial, inclusive sucede en el primer acto del film, en esta ocasión la historia se basa en todo lo que tiene que pasar el protagonista después de sacar la espada de la piedra. Y esto podría ser muy interesante si rescataran un poco de la esencia de la leyenda, pero la mayoría del tiempo parece que estamos viendo un film cualquiera de acción que nada tiene que ver con la famosa leyenda. Para que se den una idea, el personaje más famoso de esta leyenda, el mago Merlín, aparece en verdad poco y de una manera un poco diferente a la que conocemos.

Muchas de las situaciones que ocurren en este film pasan “porque sí”, los personajes son sumamente poderoso pero en las escenas siguientes parece todo lo contario sólo porque así lo quisieron los guionistas, sólo para que la historia pueda avanzar como ellos quisieron. Además, otro elemento típico del cine de Guy Ritchie son escenas con diálogos extensos, algo que recupera en este film pero que no se logra de manera correcta, los diálogos no son entretenidos, de hecho, parece que están en el film como simple relleno, como si lo único importa fueran las escenas de acción. Tal vez con un mejor guion esta película no hubiera sido un fracaso en la taquilla estadounidense.

Las actuaciones masculinas son buenas, Charlie Hunnam como el Rey Arturo es bastante cumplidor, el problema está en el armado de su personaje, que parece reducirse al típico protagonista guapo y fortachón pero nada más. El resto del cast masculino también lo hace bien, Jude Law, Eric Bana y Djimon Hounsou le imprimen un toque interesante a cada uno de sus personajes. El cast femenino queda a deber, sobre todo Astrid Bergès-Frisbey a quien su personaje tampoco le ayuda mucho. Pero lo peor en el rubro histriónico es el innecesario cameo de un sumamente acartonado David Beckham.

Lo mejor de esta cinta es el diseño de arte y el extraordinario soundtrack.

“El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” fracasa como película de fantasía, pero funciona como película de acción que sirve únicamente como divertimento. Aunque un servidor se aburrió ínfimamente mientras veía esta cinta, debo admitir que cuenta con varios elementos interesantes: la cumplidora dirección de Guy Ritchie, las actuaciones del elenco masculino, todo el diseño de arte y el maravilloso soundtrack. Lamentablemente, esta cinta tiene un pésimo guion que acompañado con un CGI que queda mucho a deber da la impresión de que estamos viendo un videojuego en la pantalla grande, apostando a lo visual pero con una historia vacía.

Aunque este film es mejor que muchos de los otros que se han estrenado en estas fechas, entiendo porque su fracaso en la taquilla, “El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” se queda en el limbo entre ser una película fantástica de fantasía y una película palomera de acción para adolescentes. No es un film para todos pero también le cuesta encontrar a que sector del público va dirigido.

“El Rey Arturo: La Leyenda de la Espada” está más cerca de parecerse a “Assassin’s Creed” que a la saga de “El Señor de los Anillos”.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar