Eduardo Ibarra Aguirre

El Padrino y sus posibles alcances

Detenido como fue en Los Ángeles, California, el secretario de la Defensa Nacional Salvador Cienfuegos, durante el gobierno de Enrique Peña, acusado por tres cargos relacionados con el narcotráfico y uno de lavado de dinero, resultan más que oportunas las reflexiones del presidente Andrés Manuel en la mañanera del 16  y el sábado 17 en Tapanatepec, Oaxaca, para que se investigue el papel de la agencia estadunidense de control de drogas, la DEA, en este caso y en el de Genaro García Luna, el súper policía y brazo derecho de Felipe Calderón, y ahora hasta presunto financiador de la campaña presidencial de Margarita Zavala en 2018.

En efecto, la historieta maniquea del gobierno estadunidense para explicar en base a hombres “malos” en México y “buenos” en Estados Unidos, como lo hace Donald Trump –en pronunciada caída en las preferencias electorales–, es por completo insuficiente para abordar la interrogante de López Obrador:

La DEA “estaba completamente metida en la Secretaría de Marina; había un operativo conjunto entre ambos gobiernos. ¿Por qué sólo se involucra a quienes han participado en estos hechos en México y ellos no hacen autocrítica, una reflexión de toda la intrusión de esas agencias en México? Porque, sin duda, ellos operaban, entraban con absoluta libertad al país, hacían lo que querían. Claro, se los permitían”.

Todavía más con la exigencia de AMLO respecto a que los de la DEA deben informar sobre su participación en todos estos casos, porque “indudablemente trataron, tanto con García Luna como con el general secretario del sexenio pasado. ¿Ellos no tuvieron responsabilidad, por ejemplo, en la introducción de las armas en el operativo de Rápido y Furioso que fue una propuesta aplicada desde Estados Unidos?”

Y la advertencia que no por provenir del titular del Ejecutivo federal es para descalificarla en automático senadores panistas, “Imagínense, aceptar que metan armas para supuestamente de esa forma enfrentar a la delincuencia organizada; armas que se salieron de control y causaron la muerte a muchos. Este fue un plan gubernamental conjunto; es decir, de ambos gobiernos.”

Para concluir “Claro que estuvo muy mal lo que hicieron los gobernantes mexicanos, porque no se debe permitir que extranjeros intervengan en asuntos que solamente corresponden a los mexicanos. No se cuidó la soberanía de nuestro país. Ahora es distinto”.

Si ahora es distinto o no, depende en buena medida de hasta dónde llegue la depuración de la Sedena de los mandos que actuaron junto a Cienfuegos Zepeda (el Padrino), porque la presunta empresa criminal que operó de diciembre de 2015 a febrero de 2017 para abastecer al voraz y harto lucrativo mercado estadunidense con heroína, mariguana, cocaína y metanfetaminas no es individual, de un divisionario; necesariamente funcionó una estructura delincuencial en territorio mexicano y estadunidense, incluidos elementos de la muy corrompida DEA y hasta de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), partícipe de operaciones de narcotráfico como Irán-contras, con la anuencia del presidente Ronald Reagan.

Resulta indispensable diferenciar entre las instituciones y sus integrantes, pues éstos van y vienen y las primeras perduran. Y más aún cuando la terna del divisionario Cienfuegos para que Obrador ya como presidente electo designara al sucesor, fue hecha a un lado y esto es un hecho más que clave y sin precedente, como además se hizo para nombrar al almirante secretario. También lo es retomar el debate para legislar sobre la despenalización de la marihuana.

Acuse de recibo

“Sumamente consternados, repudiamos los asesinatos del activista indígena Oscar Eyraud Adams, originario de la comunidad indígena Kumiai y de su cuñado Daniel Sotelo, en Tecate, Baja California. Fueron perpetrados en sus respectivos domicilios por sujetos fuertemente armados. Adams se dedicó a denunciar el acaparamiento de pozos de agua por parte de personas ajenas a los intereses de la comunidad local. Rechazó la construcción de más muro fronterizo por la administración Trump…”; la denuncia de un centenar organismos, activistas y diputados, la envió Federico Campbell Peña… Para usted (http://www.forumenlinea.com/): García Luna, “líder de una empresa criminal” (Pablo Cabañas Díaz). Empresarios de EU llaman a la IP mexicana a armar frente contra la política antichatarra de la 4T (Dulce Olvera). La economía camina por el filo de covid-19 (Luis Manuel Arce Isaac). Quino por Quino: El diálogo en el que el padre de Mafalda repasó su vida (Martín Pérez). Caso Nexos: Enconos, lealtades, corrupciones, argucias, lamentos (Víctor Roura). ¿Y lo de prevención de violencia de género? Televisa, Azteca y sus revistas se lo chuparon (Linaloe R. Flores). Violencia, la peor arma política del movimiento feminista: Carmen Boullosa (Ericka Montaño Garfias).

Comparte tus comentarios