Nicolás Durán de la Sierra

El Minotauro: Gaceta del Pensamiento, 5 Años

Será difícil que, en lo que resta de este siglo, Creta olvide la semana saturnal que se vivió para conmemorar  el siete mil 555 aniversario de El Minotauro. De todo hubo y en demasía a tal grado que ya comienza a popularizarse la voz ‘minotaurales’ en vez de bacanales. Por días, tras la fiesta, las isleñas se hubieron de sentar de lado, lo que suscitó curiosidad entre las menores y soterradas risas de las ancianas.

A las primeras se les dijo que ello ocurría a las mujeres que gozaban del ciclismo, en tanto que a las otras el Héroe tuvo que ofrecerles que pronto se realizaría un rally para la tercera edad siempre y cuando existieran bicicletas que quisieran participar, lo que se antoja difícil. Con todo, a ello se comisionó a Teseo. El tontorrón lo primero que hizo fue consultar a las damas sobre el tamaño qué querían y todas prefirieron la rodada mayor.

Como se recordará, la bacanal mayor tuvo como dress code sólo una diadema florida para ellas y como leitmotiv “El Divino Marqués de Sade”, pero sin látigos. Si bien el festín fue todo un éxito, lo del leitmotiv, terminajo importado por Marilyn Calipigia  de su viaje a Washington, causó lio entre los convidados. Unos llegaron con libros del galo para que éste se los autografiase, en tanto que otros exigían colocar enemas a los curas isleños.

En descargo de éstos últimos debe acotarse que se referían a los ministros católicos, no a los ortodoxos, que son ariscos y, sobre todo, mayoría en la isla. De todos modos no se dio cabida a excesos con temas religiosos, pues el fantasma de don Charly Hebdo aún no se disipa. “De que hay franceses locos, los hay- glosó el Héroe tras la masacre-. Esto va a acabar con que las agencias secretas occidentales estaban implicadas; al tiempo”.

Podría ampliarse la aseveración e, incluso, destacar que el Mosad, servicio secreto israelí, parecía estar enterado al dedillo del ataque del pequeño grupo de franceses radicales al otro grupo de radicales franceses; podría hacerse tal, pero luego al Escriba se le va la musa –ole- y es difícil glosar orgías sin caer en obscenidades. Nótese, además, que el momento Ariadna no ha aparecido en escena, siendo ella la heroína mayor.

¿Por qué la omisión? Por pudor ajeno, pues ella no se puede sentar ni de ladito, como dicen los mexicanos, a los que tanto gustan los diminutivos. Ella quiso romper el record de Mesalina y si bien lo logró por un varón, el resultado fuero penoso. La esposa del emperador Claudio derrotó a Escila, gran prostituta de Roma, al yacer en una sola noche con veinticinco hombres y por años fue la ‘diosa’ del sexo.

Así pues Ariadna se halla en cama, aunque sola. La atiende Marilyn, que la llama maestra y quien no se cansa de pedirle que le cuente el lance que viviera con el equilibrista rumano con el que remató su hazaña erótica, y al que llama con cariño “el glorioso veintiséis”. La aventura no fue menor, pues la Dama de Creta a punto estuvo de caer del alto techo del salón donde se llevó a cabo la orgia. En verdad fue una cópula en la cúpula.

Además, la consorte del Héroe, se entretiene con el número más reciente de la Gaceta del Pensamiento, de la ya es adicta. Se trata de la trigésima edición de la revista, con la que llega a su V aniversario y en el que se publica el libro vigésimo sexto de la serie ‘Cuadernos de la Gaceta’. En sus páginas han dejado huella más de 150 intelectuales y artistas de la imagen, tanto de dentro como de fuera del país.

“A la bonanza de esta revista –se dice el editorial- en los dos últimos años han contribuido notables escritores que han sido puente para que la Gaceta llegue a otras latitudes. El poeta Alberto Infante, en Madrid, ha sido nuestra voz allá, en tanto que el escritor Francisco López Sacha lo ha sido en La Habana. Su largueza ha prohijado la inclusión de destacadas plumas en sus respectivos países.

En la Ciudad de México, las aportaciones de René Avilés y de Rosario Casco, la directora del Museo del Escritor, han sido alicientes para la revista. Por ello, “en esta edición celebramos la entrega a éste de la Medalla Bellas Artes 2014, presea mayor del INBA a los creadores nacionales. Con ánimo festivo publicamos dos “El Nagual Obsesivo’, cuento ‘nacido’ en nuestras páginas en el 2012”, se añade en el texto.

Mas a todo esto ¿Qué opina el Ícono del Mediterráneo en lo que toca a los excesos de Ariadna? Haber apostado yacer con tantos hombres, de menos resulta insano. Pues está molesto y no es para menos, pues una y otra vez ha advertido a ella sobre los peligros de la ludopatía. Tiene razón, pues cruzar apuestas no es digno de su linaje. Si hoy juega una apuesta erótica, quizá mañana apueste a Teseo o a Marilyn… ¿Y si pierde?

Por cierto, tras de que en el pasado diciembre se aprobaran reformas a la Ley Federal de Juegos de Apuestas y Sorteos, las que permiten y hasta alienta la apertura de nuevos casinos en las ciudades turísticas, el empresariado local dice estar listo para “afrontar este nuevo reto” (¿?) “que sin duda apoyará al sector en el esfuerzo de reposicionar a Cancún como un destino turístico de clase mundial y bla, bla, bla”.

De entrada, don Roberto Chapur, fino caballero dado a las apuestas, ya anunció que una vez que la ley en cuestión esté totalmente clara –se refiere a la constitución del nuevo Instituto Nacional de Juegos y Sorteos-, buscará la apertura de un hotel con casino, dentro de la cadena Hard Rock, en la Riviera Maya, lo que podría ocurrir en los dos próximos meses. No es el único empresario interesado en las apuestas.

Cabe subrayar que dentro de las reformas al juego -hay que destacar lo razonable que hace el gobierno federal, se prohibirá la entrada a los casinos los menores de 21 años, pues hay que cuidar a la juventud de las ludopatías. Sólo les falta reformar el Artículo 34 Constitucional, el que marca la mayoría de edad, y listo. Como dijera doña María Expropiación Petronila, alias la Chimoltrufia, “de que los hay, los hay, ni pa’que mentir”.

Pero volvamos a lo que tiene miga, lo que ilustra a Ariadna y entretiene al Héroe: la nueva edición de la Gaceta, que a modo de homenaje reproduce parte de las memorias de Zita Finol a un año de su óbito, reconoce también el apoyo, en Cancún, de Juan José Morales, gran escritor y periodista y en el sur del Estado, en Chetumal, el de Juan Carlos Arriaga-Rodríguez, doctor en relaciones internacionales de la Uqroo.

“No menos importantes en la vida de la Gaceta, aunque a veces no evidentes han sido Jorge Polanco Zapata, quien encabeza el Consejo Editorial; Laura Sardina de la Canal, en la corrección y el artista gráfico Sergio Gómez Villarreal y desde luego, el periodista y editor Hugo Trejo Figueroa, quien en más de una ocasión ha sido solidario con la revista”, se asienta en la página editorial.

En fin, que los iconos de Creta tienen material de lectura de sobra, pues el número de aniversario viene acompañado de dos libros: el que trae los poemas ganadores del Premio Nacional de Poesía de Isla Mujeres, auspiciado por el alcalde isleño Agapito Magaña, y otro más El jardín y la lluvia, colección de haikús de Ever Canul, escritor nacido en Felipe Carrillo Puerto, en el corazón de la zona maya, y profesor-investigador de la Uqroo.

Habrá quienes deseen enterarse de los detalles del disfrute de Marilyn de la bacanal, de si participó en la justa erótica o se dedicó sólo a alentar a Ariadna en sus lances; habrá quienes deseen saber qué bebidas tónicas usó la cretense para vencer a Valeria Mesala Corvino, Mesalina para los amigos y hasta los que quieran glosa de las opiniones de los amantes de las dos en justa, para saber de la calidad de las participantes.

Pues tales deseos no tendrán respuesta: esta columna no es obscena. De vez en vez, cierto, se dan detalles rijosos de la vida íntima de los héroes, pero no se ha hecho de ello una bandera; un banderín acaso, pero no un lábaro cabal. Empero, se aclara que la cubana no participó en la lid ya que se dedicó a organizar ‘olas’ en el graderío cuando su amiga daba cuenta de un galán y hasta evitó que algún ‘espontaneo’ entrara en la escena.

Este valioso servicio, el de frenar a los espontáneos, no fue reconocido a la antillana como se debiera y hubo hasta los que la tacharon de ‘mojigata’, pero ella firme: un varón por vez y por dama, porque luego las orgias devienen en desmadre y hasta la ropa se pierde, por no hablar de las honras de los que, al calor de la batalla, fueron tenidos por damas y… En fin, una bacanal debe ser armoniosa y sin desvíos. Gran aporte el de la Calipigia.

La columna finaliza, pero antes de entonar aquel tango que dice “Adiós muchachos ya me voy y me resigno contra el destino nadie la talla” cantado por Carlos Gardel en 1928 en el cabaret Floridita, de Buenos Aires; antes, se celebra aquí el gran sentido del humor del PRI estatal. Echar fuera de la reyerta diputadil a Cora Amalia Castilla Madrid alegando que reprobó un examen de “conocimientos” (cultura general), es señora humorada.

No se caerá en lo trillado en otros medios: que si se aplicara el examen a los diputados enflaca el congreso o que se debe revisar si en verdad aquella falló la prueba y otros juicios por el estilo. Interesante es saber de dónde sacó ese partido el dichoso examen, pues es harto difícil que lo haya pergeñado el propio instituto. ¿Lo compró a la disque Universidad del Sur? ¿Lo pidió a la culta rectora de la Uqroo? ¡Ah, oscuros arcanos!

[hr]

[separator type=»top»][/separator]

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.
Botón volver arriba
Cerrar