México
Tendencia

“El Mencho” blanco prioritario para las autoridades por encima del Mayo Zambada

¿Por qué un hombre de más de setenta años de edad y cincuenta en el mundo del narcotráfico no está en el radar de el gobierno mexicano?

¿Lo atraparan, finalmente? La pregunta hace a Ismael “El Mayo” Zambada asomar una dentadura debajo de un poblado bigote negro. “En cualquier momento o nunca”, respondió en un español empolvado al periodista Julio Scherer (1926-2015).

A casi diez años de esa entrevista inédita, el segundo escenario se ve más posible para el fundador del Cártel de Sinaloa.

Luego de la sentencia a cadena perpetua de Joaquín “El Chapo” Guzmán en Estados Unidos, el siguiente capo en la lista sería, con toda naturalidad, “El Mayo” Zambada; sin embargo, no lo fue.

Aunque por años, Ismael Zambada ha permanecido como la figura más emblemática dentro del crimen organizado, las autoridades elevaron el precio por la captura de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, considerado el grupo criminal más poderoso del país.

Desde hace 50 años, Ismael Zabada García, un capo de bajo perfil, se ha dedicado al trafico de drogas ilegales sin haber pisado nunca una cárcel.

¿Por qué un hombre de más de setenta años de edad no está en el radar de el gobierno mexicano? Esa fue una de las interrogantes que sembró el proceso judicial de su socio y compadre, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Para responderla, la periodista y experta en narcotráfico, Anabel Hernández, escribió de manera profusa sobre el tema.

Hernández reporta que “El Mencho”, en el mundo del gran crimen, era un recién llegado que imitó las maneras de los grandes hombres del narcotráfico, pero con violencia e inestabilidad del mercado de drogas. A diferencia del “Mayo” Zambada, que es un hombre de pocos enemigos y poseedor de un poder especial: dar estabilidad al mercado negro.

Para la periodista, los informes sobre la expansión del Cártel Jalisco Nueva Generación son una especie de “campaña” para convertirlos en un blanco más preciso. “Sólo buscan engrandecerlos, pues no son de ese tamaño. Una vez convertidos en un blanco, se vuelven desechables”, aseguró.

Otros sicarios importantes pero violentos fueron Los Zetas, quienes se consolidaron no por el tráfico de drogas, sino por su violencia desmedida.

Ejemplificando, Anabel menciona. “Es lo mismo que el fenómeno que pasó con Los Zetas y su fundador Heriberto Lazcano ¿Eran más importante que “El Chapo” o “El Mayo”? ¿traficaban más droga? No, pero la violencia que ejercían generaba inestabilidad en el mercado”.

Actualmente el cártel de la última letra ha perdido unidad. Sus líderes históricos están fuera del juego y la organización se ha fragmentado de un modo que permanece confuso, sin demasiada claridad sobre la morfología actual del cártel. Sin embargo, su violencia sigue muy viva en los estados del Golfo de México, fundamentalmente en Veracruz y Tamaulipas.

Comparte tus comentarios
Fuente
Infobae
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar