Raúl Caraveo Toledo

El éxito de la Marcha por la renuncia de AMLO

El domingo cinco de mayo de 2019 el gobierno de Obrador se ratifica por los hechos que no tiene oposición de base popular, ciudadana, de pies y cabeza; verdadera oposición no la tiene.

Ayer pude constatar por medio de varias transmisiones en vivo de la marcha –para exigir la renuncia del Presidente Andrés Manuel López Obrador– la pobreza intelectual de un sector importante de la sociedad que si bien es beneficiario del desarrollo y ha logrado acumular fortunas (bien o mal habidas), su desarrollo intelectual, de formación académica integral, de sentido humanista, de diversidad social; deja mucho que desear.

La mejor transmisión en vivo la logró Vicente Serrano, quién sin producción, sin equipo sofisticado, improvisando y deambulando al interior de los caminantes pudo lograr excelentes entrevistas con algunos asistentes. 

No quiero hacer calificaciones de interpretación subjetivas sobre el actuar de los entrevistados, sugiero que cada uno de nosotros los pueda ver y opinar en particular.

Sin embargo, unas anotaciones sobre la marcha en general y la calidad de los convocantes si deseo puntualizar. Primero, la ausencia de una oposición real; no existen adversarios reales con sustento social al Presidente.

La “oposición” no la encabezan los convocantes a la Marcha de éste cinco de mayo; no, no lo es Martín Moreno un destripacuentos de la historia nacional, que no es historiador, ni es escritor, es decir en el estricto sentido del término literario. No es él convocante éste periodista, lo son dos expresidentes panistas Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón, ambos representantes de la más rancia ultraderecha oportunista y convenenciera. Parte de la fundamentación de la marcha era para la conformación de su partido político encabezado por la esposa de Felipe, Margarita Zavala. Como siempre el interés ´personal atrás de cualquier paso que dan.

Vicente Fox por su parte no logró convocar a más de cien personas para marchar con él en León, Guanajuato; increíble que en su propia tierra donde alguna vez fue “el Gobernador del celular” y muy cerca de su residencia haya marchado acompañado de los agentes de seguridad de la Secretaría de la Defensa que semanas atrás le pidió y aceptó de parte de López Obrador. Don Vicente tiene meses demostrando una conducta poco confiable en el terreno de la razón y el buen juicio. Se convirtió por sí mismo en una especie de bufón o arlequín del Obradorismo.

En seguimiento a tan brillantes convocantes le siguen en la cuenta no más de docena y media de periodistas en decadencia, nada de qué preocuparse, entre estos periodistas destaca Carlos Loret, Ciro Gómez, López Dóriga, Pablo Hiriart, Brozo, Pepe Cárdenas, Marín, en fin. Nada de qué preocuparse, en todos los casos estos se encuentran en quiebra técnica ellos o sus medios o, en algunos casos ellos con sus medios. Sin embargo, aún se mueven, hablan, debaten, crean falsas notas y cobran éxito. Si, aunque pareciera increíble tienen relativo éxito. La pasada marcha- protesta anti AMLO de marzo solo logró juntar mil doscientas personas, hoy a nivel nacional debió sumar algo así como cuatro mil en la Ciudad de México como máximo, y solo centenas de ciudadanos en ocho Estados del país; Mérida junto 200 marchantes; Hermosillo 100, personas; León entre 100 y 200; otros pequeños grupos marcharon en Guadalajara, Saltillo, San Luis Potosí, Toluca, Querétaro y Aguascalientes. No menciono Cancún, Quintana Roo, que es mi ciudad porque ni a cincuenta llegaron los asistentes a la Glorieta del Ceviche.

Todo un éxito la marcha para pedir la renuncia del Presidente a seis meses de ejercer el cargo; en la Ciudad de México con cuatro mil personas (algunas asistieron con guarda-espaldas por cierto, cosa que da relevancia a la marcha) más varias centenas en nueve ciudades importantes, lo que podría llegar a sumar seis, ocho o diez mil marchantes inconformes con la autoritaria, despótica, beligerante, cuasi dictatorial forma de gobierno de López Obrador.

La oposición y/o los adversarios al Presidente Andrés Manuel López Obrador ya se mostraron, salieron –ahora si- todos a protestar. El país sin duda va a cambiar.

El domingo cinco de mayo de 2019 el gobierno de Obrador se ratifica por los hechos que no tiene oposición de base popular, ciudadana, de pies y cabeza; verdadera oposición no la tiene.

Coexiste al gobierno de AMLO grupos de poder que encabezan dos políticos en desgracia como Fox y Calderón, que lo único que debo reconocerles es que –al menos dan la cara- pero hay otras dos docenas de periodistas o comentaristas, o comunicadores en desgracia que hoy ya sabemos de dónde sale el dinero para que sigan denostando y tergiversando la realidad; editando, engañando y confundiendo a algunos ingenuos ciudadanos.

  1. De Felipe Calderón solo se sabe que apoyó la marcha por vía de redes sociales, aunque convocante no tuvo la entereza para salir a marchar pero si para –una vez concluida la marcha- subir un video en su cuenta de twitter invitando a los ciudadanos a unirse a su proyecto “México Libre” https://twitter.com/i/status/1125187505706479617  menciona que en esta marcha “participaron decenas o quizá cientos de miles de personas” lamento informar al señor Calderón que no fue así, el poder de convocatoria de él y su amigo Vicente Fox es ínfimo, el daño que a la nación le hicieron ambos, los ciudadanos se lo están cobrando.

 

Gracias por su lectura y recomendación en twitter y facebook

Comentarios

Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar