Más del ochenta por ciento de los casos de dengue que se han confirmado en lo que va del año en Yucatán corresponde a la clasificación de “no grave”, ratifica el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave) de la Secretaría de Salud.

En el boletín epidemiológico semanal que hizo público ayer, el sistema de monitoreo oficial confirma que, como adelantamos el fin de semana pasado, en la entidad ya se diagnosticaron 112 casos de dengue este año, una cifra que rebasa en más de 500% los 20 que se detectaron en todo 2018.

De esos 112 casos confirmados en pruebas de laboratorio, 80 corresponden a la clasificación de dengue no grave, 28 a dengue con signos de alarma y cuatro a dengue grave. No hay reportes de defunciones a causa de la enfermedad.

De los 80 pacientes a quienes se diagnosticó dengue no grave, 37 son varones y 43 son mujeres. En la clasificación de dengue con signos de alarma son 17 y 11, en el mismo orden, y en los cuatro con dengue grave son tres hombres y una mujer.

A la fecha no se tiene conocimiento de personas infectadas con los virus zika y chikungunya, que, como el dengue, son transmitidos por el mosquito Aedes aegypti.

En el informe de la Dirección General de Epidemiología que publicamos el sábado pasado se consigna que otros 1,544 casos de Yucatán están en la lista de “probables”, es decir, pendientes de los resultados definitivos de laboratorio.

No reflejan todo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que en las últimas décadas “ha aumentado enormemente la incidencia de dengue en el mundo” y reconoce que las estadísticas oficiales no reflejan toda la magnitud del problema.

“Una gran mayoría de los casos son asintomáticos, de modo que el número real está insuficientemente notificado y muchos casos están mal clasificados”, reconoce el organismo. “Según una estimación reciente, se producen 390 millones de infecciones por dengue cada año, de los cuales 96 millones se manifiestan clínicamente”.

Otra institución internacional, la Organización Pamanericana de la Salud (OPS), informa que hasta principios de septiembre ya se habían reportado dos millones 384 mil 029 casos de dengue en países de América. Esa cifra, enfatiza, es superior al total registrado durante todo el año en 2016, 2017 y 2018, “y es probable que, hacia el fin del año, el total supere al histórico registrado en el año epidémico 2015”.

México aparece en el número cuatro de las naciones con más casos —detrás de Brasil, Nicaragua y Colombia— y noveno en cuanto a incidencia en relación con su número de habitantes.

Mosco

La OMS recuerda que el principal vector del dengue es el mosquito Aedes aegypti, que se reproduce mayoritariamente en recipientes artificiales.

“A diferencia de otros mosquitos, el Aedes aegypti se alimenta durante el día”, recalca la organización. “Los períodos en que se intensifican las picaduras son el principio de la mañana y el atardecer, antes de que oscurezca. En cada período de alimentación, el mosquito hembra pica a muchas personas. Los huevos del Aedes pueden permanecer secos en sus lugares de cría durante más de un año y eclosionar al entrar en contacto con el agua”.

En Yucatán se emprendió recientemente una campaña de descacharrización como parte de las estrategias de combate al mosquito.— ÁNGEL NOH ESTRADA

El dengue

Oficialmente en lo que va del año ya se confirmaron 112 casos de dengue en Yucatán.

Clasificaciones

Ochenta, el número más alto, son casos de dengue “no grave”, según la Secretaría de Salud. Hay cuatro considerados graves y los demás están en la clasificación de “dengue con signos de alarma”.

En todo el país

La epidemia castiga con severidad a todo el país. Yucatán ocupa la posición número 16 en cuanto a número de casos confirmados y la 15 en incidencia.

Preocupación

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advierte de un aumento preocupante en el número de enfermos este año. Hasta principios de septiembre sumaban más de dos millones de personas contagiadas en países de América y, de acuerdo con ese organismo, la epidemia se perfila a dimensiones equiparables a la que azotó en 2015. En Yucatán, en 2011 se reportaron 25 muertes.

Comentarios