MONTERREY.- El aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, es un ignorante que desconoce el impacto negativo que traería a la economía de su país la pretendida expulsión de los mexicanos indocumentados, sostuvo el expresidente Vicente Fox Quesada.

“El pez por la boca muere. Es ignorante decir una estupidez, como que va a poner un impuesto de 35% a los automóviles que van de México. El sonso no ha leído el Acuerdo de Libre Comercio, no ha leído los compromisos que tiene Estados Unidos con México”, apuntó.

De visita en esta capital, el exmandatario dijo que Trump “no se da cuenta, el sonso, de lo que aportan los mexicanos a la economía americana, que nunca sería lo que es si no fuera por los mexicanos que trabajan, que son eficaces. Ese sonso va a terminar recogiendo fresas en los campos agrícolas, si cree que puede patear a todos los mexicanos pa’fuera”.

El guanajuatense destacó que la fuerza de los compatriotas en la Unión Americana es parte fundamental para echar a andar todo el país, con trabajos específicos a los que se dedica una gran parte de los migrantes mexicanos.

“¿Quién va a recoger las fresas, las manzanas en el estado de Washington? ¿Quién va a tener la atención a los enfermos en Estados Unidos? ¿Quién va a atender a los retirados, a los viejos, a los de edad mayor, si no son las enfermeras mexicanas?”, cuestionó.

Irónico, Fox Quesada manifestó que “este cuate” tendrá que construir su propio muro, “vestir su bata de enfermera” y atender a su familia y a sus abuelos.

Acompañado de su esposa Marta Sahagún, acusó al magnate inmobiliario de xenófobo y auguró que su discurso anti-latino terminará por aniquilar sus aspiraciones presidenciales, pues ha basado su propuesta buscando apantallar a sus compatriotas.

“No es Hitler, es un Herr Trump. Está sonso todo lo que está diciendo. No puede llegar muy lejos. Repito: el pez muere por la boca, y a este cuate hay que dejarlo que hable, que se tropiece. Con tonterías como la que dijo a Univisión, como la que le dijo a los Bush, se va a llenar el hocico y se va a terminar cayendo de donde pretende llegar”, resaltó a su paso por esta capital para promover el Foro Citek, que se realizará del 30 de septiembre al 2 de octubre en Guanajuato.

El exmandatario se explayó en el tema del magnate estadunidense, pero fue parco al hablar de política mexicana. Simplemente se limitó a señalar que en el caso de Nuevo León, el gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, tiene la encomienda inmediata de mantener la economía en crecimiento, una tarea que –dijo– no debe ser complicada.

“No estoy para recomendar a nadie, y él ya no lo necesita. Ganó y ganó a pulso. Él ahora tiene el reto de gobernar. No es sólo ganar, sino ahí empieza el verdadero reto: gobernar y gobernar bien. Y eso, hoy en día en el mundo, no tiene ciencia. Quiere decir, respeto absoluto a la democracia, a la libertad y a los derechos humanos”.

Cuando se le preguntó si creía que Rodrigo Medina, gobernador de Nuevo León, integraría al gabinete de Enrique Peña Nieto (antes de que se dieran a conocer los nuevos nombramientos), Fox rechazó responder y soltó: “Estoy muy tentado en agarrar todas las preguntas, pero aquí la señora Marta me pellizca y me pellizca”.

Fuente: Proceso
Comparte tus comentarios