Reseñas

Día Del Atentado: ¿Patriótica o patriotera?

El 15 de abril de 2013 dos artefactos explosivos detonaron cerca de la línea de meta del famoso maratón de Boston, causando la muerte de 3 personas e hiriendo a otras 282. “Día del Atentado” (Patriots Day) cuenta el antes, durante y después de dicho acontecimiento desde la perspectiva de autoridades locales y federales, así como la de testigos, sobrevivientes y responsables de dicho acto terrorista.

El año anterior Peter Berg estrenó “Deepwater Horizon” y “Patriots Day” (Día del Atentado) en Estados Unidos, dos cintas que hablan sobre grandes tragedias para dicho país ocurridas en la última década, ambas producciones obtuvieron buena aceptación por parte del público y la crítica en general. Sin embargo, la distribución de “Día del Atentado” a nivel mundial se vio retrasada debido a la tensión de las pasadas elecciones en nuestro vecino país del norte. Es por esto que hasta ahora, a pocos días de que se cumplieran 4 años del lamentable atentado, podemos ver “Día del Atentado” en los cines del país.

Si algo sabe hacer Peter Berg es contar historias y crear a la perfección ambientes de tensión cuando el guion así lo requiere. Esto permite que el espectador pueda acompañar a los protagonistas de la cinta y seguir el hilo narrativo de la historia en todo momento.

Al principio, Berg nos muestra a todos sus personajes en su vida cotidiana, en un día cualquiera de sus vidas, para que veamos que todos los que se vieron involucrados en este incidente son tan humanos como uno; con esto, el director logra que los espectadores empaticen con sus personajes desde el inicio. Posteriormente, llega el momento del atentado, el cual está dirigido de gran manera, la tensión se siente como si estuvieras ahí y todo lo vemos desde distantes perspectivas, la de las autoridades, la de las víctimas y la de los autores del atentado. Así es como la historia, después de caer en un pequeño bache, nos lleva a la resolución del problema, resolución que está llena de emoción, tensión y acción, aunque esta última llega a ser un poco exagerada.

El problema de esta cinta recae en que mientras más se acerca al final, más rebasa la línea del patriotismo para convertirse en patriotera (que denota patriotismo exagerado y superficial). Todos los personajes estadounidenses son perfectos, sumamente humanos y siempre valientes, evidentemente los autores del ataque son retratados como personas deplorables pero eso es obvio porque eso es lo que son, pero los amigos de los musulmanes y su familia son torpes, cobardes y tontos.

Lo patriotero de esta cinta encuentra a su máximo representante en su protagonista, Tommy Saunders, interpretado por Mark Wahlberg. El cual no es más que un cliché del típico héroe americano, el hombre perfecto al que todo le sale bien, el que tiene las mejores ideas, el que no le teme a nada ni a nadie, el que antepone a su patria por encima de todo, que está dispuesto a acabar con el enemigo a como dé lugar y cuyos defectos no son más que una peccata minuta. Ese personaje que en las películas bélicas de mediados del siglo pasado funcionaba tan bien y representaba a toda una nación dispuesta a darlo todo por defender a su patria del “enemigo”. Pero esas con cosas del siglo pasado y no sólo significa un cliché que es cansado de ver y cuyo actuar es hasta predecible, también se ha vuelto innecesario endiosar a este tipo de personajes, sobre todo en los tiempos actuales.

Esto último da paso a que por momentos (sólo por momentos) la película parezca una especie de propaganda anti-musulmanes, inclusive hay una escena donde un personaje pone un pie encima de otro que ya falleció en señal de victoria, cual Capitán Morgan; obviamente el personaje que está arriba es un oficial norteamericano y el que está abajo es un musulmán. Y aunque a final de cuentas la película logra su objetivo de enaltecer a los sobrevivientes de dicho atentado (unos verdaderos héroes), esos pequeños momentos en los que se trata de demostrar que los norteamericanos son superiores a los demás manchan un poco el verdadero mensaje final de la cinta.

“Día del Atentado” es una película bastante entretenida, con grandes actuaciones, con escenas de acción bien logradas y que consigue un gran acierto al juntar la dramatización con escenas reales de cámaras de seguridad, aunque esto le quite un poco de estética. Lamentablemente mientras más se acerca el final de la cinta más se convierte en un producto patriotero y con algunos momentos dignos de considerarse “propaganda anti-musulmanes. Aun así, al final del camino logra cumplir con su principal propósito; hacer un homenaje sumamente respetuoso, sin ninguna especie de lucro, a los valientes sobrevivientes del atentado y honrar la memoria de las víctimas mortales de este hecho.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar