Ana Ledesma Canaán

De moda las consultas ciudadanas

«Para no equivocarnos, lo mejor es preguntar» expresó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presidente electo de México,  y anuncio que se hará una consulta ciudadana a finales de octubre, para que los ciudadanos mexicanos decidan, entre varias opciones, qué será del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Son tres las opciones, de las cuales la ciudadanía decidirá por la que más óptima parezca: continuar la construcción sobre el lago de Texcoco, construir dos pistas en el Aeropuerto Militar de Santa Lucía, para resolver la saturación del actual aeropuerto, o concesionar el aeropuerto nuevo de Texcoco, para no utilizar dinero del presupuesto público. AMLO solicito a los  medios de comunicación, que abran espacios de debate, para que la ciudadanía participe y finalmente, hacer la consulta a finales de octubre; ya que la democracia implica consultar, preguntar y obedecer a los ciudadanos. Tema de otra entrega será el que tan adecuado es consultar asuntos que requieren para opinar, conocimiento del mismo.

Por su parte, el Partido Revolucionario Institucional (PRI)  después el peor fracaso electoral de su historia, anunció a través de Claudia Ruiz Massieu presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que es el momento de hacer política que les acerque a la gente y  reconstruir la confianza ciudadana. Según esto, se creará una comisión de diagnóstico, encargada de recibir los ejercicios de reflexión, que los militantes emitan en una página web, y los integrarán a un pliego de conclusiones.

Se busca, dicen, la expresión de manera directa con miras a conocer que se hizo mal. Algo así como haciéndose pasar por cortos de memoria ¿No sabe el PRI lo que hizo mal? ¿Tomarán  en cuenta todas las opiniones o solo las que les guste escuchar? Lo cierto es que el PRI, como lo conocíamos, ha muerto. Será la quinta fuerza en la Cámara de Diputados, por debajo de Morena, PAN, PT y PES.

Al tiempo…

 Les invito a seguirme en redes sociales @cafe_canaan y Facebook: Ana Ledesma Canaán

 

Esta columna se publicó el 23 de agosto del 2018 en el periódico Quintana Roo Hoy

Comparte tus comentarios