Espectáculos

Daisy Ridley la actriz que conquistó la galaxia

Ser una actriz mundialmente desconocida le brindó a Daisy Ridley, de 23 años, la oportunidad más grande de su vida: interpretar a Rey, una recolectora de chatarra que termina por convertirse en una aguerrida piloto en El despertar de la fuerza, la entrega de Star Wars que acaba de superar el billón de dólares en taquilla.

«J.J. (Abrams) me llamó cuando estaba en el teatro para contarme que era la elegida y fue muy raro porque tuve que volver a entrar a ver la segunda parte de la obra y no pude decirle a nadie lo que me había pasado. No pude decírselo a nadie en tres meses”, relató Ridley en una entrevista.

Las primeras en enterarse de su logro fueron su madre y su hermana, a quienes les costó procesar la noticia, y su padre, a quien se lo contó mientras dormía.

Ocultarle a la familia y a sus amigos por qué se entrenaba de repente con tanta intensidad fue una de las experiencias más extrañas para la actriz. “Entrené durante tres meses cinco horas al día. Es extraño cuando no puedes contarle a tu gente lo que estás haciendo. Ellos te preguntan que a qué te dedicas y tú solo puedes responder que estás yendo al gimnasio”.

Aunque reconoció que sus conocimientos sobre la saga eran limitados, aseguró que al tratarse de cultura popular “conoces la historia casi inconscientemente” y reveló que J. J. Abrams nunca le explicó por qué la eligió para el papel, y aceptó que sintió presión ante el desafío.

«Mis primeras audiciones fueron horribles. Me encontraba fatal y sentía que algo no iba bien. Tuve muchas dudas”, afirmó la actriz, quien confirmó que el trato con leyendas de la saga como Mark Hamill, Harrison Ford o Carrie Fisher fue muy bueno. “Fue motivador tener charlas con ellos y ver que son personas normales, nos dieron muchos consejos.”

Sobre Rey, la tercera mujer fuerte de la franquicia considera que “aunque tiene semejanzas con Padme y Leia, pero ellas nacieron con privilegios y Rey no. Vive literalmente el día a día”.

Lo más difícil del trabajo, señaló Ridley, fue vencer sus propios miedos.

«Una cosa es que otros vean potencial en ti y otra que tú entiendas eso y lo veas en ti misma, el hecho de que todos los demás sean maravillosos ayuda, pero existen ciertas cosas que uno tiene que hacer. Es como la vida multiplicada por un millón.”

Ahora mientras las propuestas para proyectos se amontonan en las oficinas de su agencia, Ridley tiene que lidiar con otro problema: la fama mundial que le dejó formar parte de la franquicia más exitosa de Hollywood, pues antes de
este proyecto, sólo había realizado cortos y algunos episodios esporádicos de series para TV como Mr Selfridge, Silent Witness y Youngers.

«El lado de la fama es un giro extraño en el que no estoy muy interesada. Si voy a ser reconocida por algo, que sea por Star Wars”, expresó.

LO QUE VIENE

Ahora convertida en celebridad, la actriz se alista para prestar su voz al personaje principal de la versión estadunidense Only Yesterday, del Studio Ghibli, a estrenarse en febrero, mientras comienza el rodaje de Star Wars Episodio VIII, que por cierto podría traerla a nuestro país pues algunas secuencias se rodarán en México.

«Me siento muy feliz. Tuve la oportunidad de trabajar con gente increíblemente talentosa y ¡John Williams, Dios mío!”, finalizó la actriz Daisy Ridley.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar