Cada jugador de los Tampa Bay Buccaneers, nuevos campeones del Super Bowl tras ganar 31-9 a los Kansas City Chiefs en la final de este domingo, recibirá un premio en metálico extra de 255.000 dólares, que serán 187.000 en el caso de los componentes del equipo perdedor.

Según el acuerdo de negociación colectiva de la NFL con el Sindicato de Jugadores, cada miembro de la plantilla del equipo campeón recibirá 130.000 dólares y los del perdedor 65.000 dólares. Pero los Buccaneers ya habían recaudado 125.000 dólares por jugador en los partidos anteriores de playoffs, incluidos 33.000 dólares por el partido de la Ronda de Comodines, otros 33.000 por la Ronda Divisional y 59.000 por ganar el Campeonato de la Conferencia Nacional (NFC).

Cada jugador de los Chiefs había ganado antes del partido del Super Bowl 122.000 dólares, debido a que no compitieron en la Ronda de Comodines al tener la mejor marca de la Conferencia Americana (AFC) y recibieron 3.000 dólares menos.

Para que los jugadores califiquen y reciban las ganancias de los playoffs, incluida la bonificación del Super Bowl, deben estar en la lista activa o inactiva de su equipo durante al menos tres partidos anteriores, según el convenio colectivo.

Cada jugador que califique recibirá la misma cantidad, independientemente de su posición.

Los jugadores que estuvieron en la lista activa o inactiva de cualquiera de los equipos al menos ocho partidos durante la temporada regular, incluso si no lo están ahora, también son elegibles para los bonos.

Los que estuvieron en cualquiera de las listas de tres a siete partidos recibirán la mitad de los montos de bonificación.

El jugador mejor pagado este año en la NFL fue el mariscal de campo Tom Brady, la gran figura de los Buccaneers, que logró su séptimo anillo de campeón del Super Bowl y el quinto de Jugador Más Valioso (MVP), que recibió 25 millones de dólares de un contrato de dos temporadas y 50 millones de dólares garantizados, que podría incrementar hasta los 55 con las bonificaciones.

Patrick Mahomes, el mariscal de campo de los Chiefs, recibirá este año un salario de 10,9 millones de dólares, pero después de la extensión de contrato que firmó en el 2020 por 10 temporadas más será el mejor pagado de todos los tiempos con un promedio anual de 45 millones de dólares.

Comparte tus comentarios