El alza meteórica de los precios de los anuncios del Super Bowl  parece haber terminado.

CBS, canal que transmitirá la final de NFL que se disputará en Atlanta el 3 de febrero, vende comerciales de 30 segundos a un precio de entre 5.1 y 5.3 millones de dólaes, señalaron personas cercanas al asunto.

La cifra es más o menos el mismo precio del año pasado, cuando NBC los vendió en 5,24 millones de dólares, según la firma de investigación Kantar Media.

El Super Bowl sigue siendo  el evento televisivo más visto del año en EU y la mayor vitrina publicitaria, pero la audiencia alcanzó su punto máximo en 2015. El partido del año pasado atrajo a 103.4 millones de espectadores,  la menor cantidad en nueve años.

Los precios de los comerciales podrían estar reflejando el declive de ese número.

Los precios de los anuncios del Super Bowl aumentaron de manera constante durante la última década y en algunos años dieron grandes saltos: de 2012 a 2013, el valor subió 500 mil dólares, consignó Kantar Media, y se incrementó en 400 mil dólares entre 2015 y 2016.

Para este año, los precios de los anuncios del partido «parecen haber tocado techo», señaló el jueves en una nota la analista de Bloomberg Intelligence Geetha Ranganathan.

CBS ya vendió más del 90 por ciento de su inventario de anuncios este año, una señal de que el mundo del marketing no ha perdido interés. El encuentro de este año enfrentará a los Patriotas de Nueva Inglaterra contra los Carneros de Los Ángeles, un partido entre dos de los mayores mercados televisivos en la Unión Americana.

No obstante, si los precios no muestran variación sería  la peor lectura desde 2010, cuando EU todavía se recuperaba tras la crisis económica de 2008.

Comentarios