Ana Ledesma Canaán

Cozumel y las consecuencias de los malos gobiernos

El secretario de Turismo (SECTUR) del Gobierno de la República, Enrique de la Madrid Cordero, destaca la importancia del turismo no sólo como uno de los sectores más dinámicos de nuestra economía, sino como uno de los medios más eficaces para desarrollar integralmente destinos y regiones enteras y para contener la pobreza.

Dice que lo que hay detrás del turismo es una oportunidad de inclusión, de empleo y que se busca llenar de oportunidades a los mexicanos, para que encuentren más alternativas de desarrollo, que los municipios con vocación turística, presentan en general niveles más bajos de marginación y pobreza que el resto. Algo que no es del todo cierto, menos cuando se tiene rezago generado por los malos gobiernos.

Enorme responsabilidad adquirió Pedro Joaquín Delbouis, titánica tarea por hacer, para resarcir en todos los aspectos a un municipio olvidado y maltratado por autoridades anteriores; que se cerraron en su propio  mundo, no permitieron ni favorecieron su adecuado desarrollo, rompieron relaciones con la autoridad estatal. Y aunque apenas el día 30 de septiembre tomo protesta el alcalde, los habitantes, los Cozumeleños –dicho por ellos- creen que se logrará mucho a favor de esa isla, y que se requiere (entre otras cosas) hacer responsables a los malos anteriores,  y sin excusas, responder con acciones a los rezagos y las necesidades de la también llamada “Isla del deporte”

No basta que exista cambio de gobierno, se tiene que trabajar intensamente sin aflojar el paso.

Viene bien analizar los cuestionamientos que hace Miguel Torruco Marques, próximo Secretario de Turismo: ¿Deseamos ser los primeros en turismo masivo o ser los primeros en derrama económica? ¿Debemos mantener solo el crecimiento económico o beneficiar también a la población local?

Al tiempo…

Esta columna se publicó el 25 de octubre del 2018 en el periódico Quintana Roo Hoy

Comparte tus comentarios