El hombre padece pocos males, si se exceptúan los que él mismo se atrae por el abuso de sus facultades»  Jean Jacques Rousseau

La aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2020 en una sede alterna a la Cámara de Diputados no es lo oprobioso, sino la negativa a modificar la asignación presupuestal en favor de las entidades federativas que demandan recursos para atención de sus respectivas necesidades, además del aplastante “mayoriteo” de la Cuarta Transformación Republicana que, por decisión presidencial, decidió ignorar a quienes dieron el sufragio que tiene a Morena en el gobierno de la República; a ellos les deben mucho más que recursos y una explicación.

Ahí la rebelión que mantienen campesinos y diputados de Morena que representan al campo mexicano, ahí las protestas de gobernadores y presidentes municipales, quienes como toda respuesta han recibido una negativa y los calificativos de corruptos por oponerse a la discrecional asignación de dineros públicos para personales proyectos del presidente Andrés Manuel López Obrador, y ahí también el intento del actual régimen por “ahorcar “ a instancias como el Instituto Nacional Electoral (INE) para complacencia del grupo gobernante. A todo ello dieron la espalda los 300 legisladores de Morena, Encuentro Social (PES), Partido del Trabajo (PT) y el “apéndice” Verde Ecologista (PVE), que coreando “no más moches” y “sí se pudo”, se trasladaron en camiones a la Expo Santa Fe en la Ciudad de México, para consumar su intentona de apropiarse del presupuesto federal para el próximo año.

El escribiente señaló desde hace algunas semanas, que a los diputados quintanarroenses les toca demostrar que verdaderamente representan a los ciudadanos, pero por parte de ellos no hubo más que silencios, algunos vendrán a finales del próximo año a pedir de nuevo el apoyo ciudadano para los comicios de 2021, pero por ahora decidieron subir a los camiones y corear en tono de burla que el presupuesto ha sido aprobado, sin incremento alguno para la entidad de la que son originarios. Por cierto, tanto es el miedo a las demandas y protestas, que los legisladores fueron custodiados por el ejército y elementos de la Guardia Nacional.

Luis Alegre Salazar, presidente de la Comisión de Turismo; Jesús Pool Moo, integrante de la de Presupuesto y Cuenta; Mildred Ávila Vera, Patricia Palma Olvera, Adriana Teissier Zavala; Francisco Elizondo Garrido; Ana Patricia Peralta de la Peña, ¿en dónde están? ¿En qué camión se trasladaron gustosos a Santa Fe? ¿Qué resultados le ofrecen a los quintanarroenses que confiaron en que su gestión permitiría lograr mejores niveles de vida? ¿En dónde han quedado las promesas presidenciales, los compromisos con los más pobres? ¿Y el compromiso de No Mentir, No Robar y No Traicionar al pueblo?

Los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sí ese cuyo dirigente, Alejandro Moreno Cárdenas, aseguró que fungirían como una verdadera oposición (aunque en los hechos ya le cambiaron el apodo de Alito por “Amlito”), también acudieron a la sesión, su líder, René Juárez Cisneros, dijo que “no perderían la oportunidad” de hacerlo y quienes no lo hicieron fueron los del Partido Acción Nacional (PAN); protestas incluso hubo de Sonia Rocha, la secretaria de la Comisión de Presupuesto; pero de los quintanarroenses nada. No hay problema, ya vendrá un nuevo proceso electoral, ahí el ajuste de cuentas ciudadano.

COMENTARIO MORBOSO

Como el respeto a sus mismos principios no ocurre en los legisladores federales, la oportunidad la tendrán los locales en la XVI Legislatura, de frenar la intentona de los ayuntamientos quintanarroenses y sus “virreyes”, quienes han planteado una infinidad de incrementos en licencias, permisos y nuevos impuestos, que ahorcarán a los de siempre, a los de a pie, a los ciudadanos que votaron por ellos y los han hecho mayoría en la entidad.

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Edgar Gasca Arceo, también coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso, ha adelantado que su partido no aprobará esos proyectos de leyes de ingresos, pues las condiciones económicas locales no lo permiten. Si la congruencia existe y el discurso no se relativiza, los diputados locales morenos estarán dando una verdadera lección a sus compañeros de partido, los federales y los municipales; ojalá no pierdan la oportunidad; como ya la han perdido allá en San Lázaro…o su sede alterna; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Comentarios