Raúl Caraveo Toledo

Con pandemia COVID-19 @TwitterMexico pensará hacer algo por México

Si existe un juicio moral demoledor de la sociedad mexicana para algún personaje por el daño que éste hizo al país es precisamente a Felipe Calderón. Sin embargo Jack Dorsey y su staf de Twitter ¿no lo saben?

Las crisis entre más complejas y trágicas traen grandes momentos de tensión en lo general y en lo particular; en el aspecto  particular que afecta al individuo crea tanto estrés, inseguridad y conflicto interno que, por lo mismo afloran los mejores sentimientos de solidaridad, compasión, empatía; sin embargo también aflora lo peor de un ser humano. Las reacciones pueden ser trascendentes en la medida de la influencia social o política del sujeto.

La pandemia COVID-19 especialmente en México esta cobrando un tipo de víctimas mediáticas, que en la inmediatez de sus reacciones dejan aflorar públicamente su verdadera esencia personal y social, en su desempeño profesional se evidencian como emblemas de un pasado que las nuevas generaciones no quieren repetir, un pasado de mediano plazo que comprende las dos generaciones pasadas y que conviven hoy con instrumentos de comunicación  que nunca aprendieron a utilizar. El escurtinio, la inmediatéz y las redes sociales son su kriptonita.

En su ruindad no más de medio centenar de sujetos hacen todo lo posible –incluso el ridículo- para utilizar una tragedia mundial, con fuerte presencia en México para sus fines particulares, de grupo. Plenamente identificados con presencia en los medios de comunicación tradicionales (ya en quiebra) Felipe Calderón Hinojoza, Enrique Krauze Raymundo Riva Palacio, Carlos Loret, Joaquín López Dóriga, Denise Dresser, Pablo Hiriart, Beatríz Pages, Ricardo Alemán, Rafael Cardona, Martha Debayle, Jorge Fdz. Menéndez, Eduardo Ruiz Healy, Adela Micha, José Cárdenas. Callo de Hacha, Salvador García Soto, Francisco Garfias, Javier Lozano Alarcón, Mariana Gómez del Campo, etcétera.

Evidenciado está que 41 periodistas obtuvieron 56 millones de dólares en 2017, y esto solo representó el 1% de lo destinado en 2017; a lo largo de todo el sexenio de Enrique Peña Nieto fueron 3 mil millones de dólares lo ejercido en pago a medios y periodistas favorecidos.      

Esta pequeña legión de difamadores profesionales, algunos (comprobados extorsionadores), queriéndose actualizar se apoya en pequeños replicadores en Twitter entre ellos; @carlosloret @azucenau @chumeltorres @vampipe @tumbaburros ZomVick el mismo @FelipeCalderon @leozuckermann @gdehoyoswalther @JLozanoA @marianagc  @reformanacional entre otros donde sobresalen fakers y bots sus objetivos no son la solidaridad ni las propuestas inteligentes, su objetivo es polarizar la situación enfilando cualquier falsa noticia para denostar las acciones del Gobierno Federal, más aún con toda la intención de desacreditar personalmente al presidente Andrés Manuel López Obrador. No importa a estas personas o grupos de bots si se respetan las disposiciones para paliar la pandemia de COVID-19, no les importa la seguridad ni el bienestar, sino lo contrario, y eso es criminal.

La empresa Twitter @TwitterMexico @TwitterSeguro consciente del daño que hoy puede hacer la elaboración y difusión de noticias falsas, como lo hacen diariamente las personas y cuentas inventadas, anónimas de que se valen no es posible que no pueda actuar. 

Uno de los más conspicuos personajes es Felipe Calderón, expresidente de México, quizá Twitter no se haya dado cuenta cuánto daño puede causar a una nación un personaje con influencia en medios, con medios venales y cuentas falsas para intereses particulares. Hoy existen varias peticiones que exigen la investigación con fines de enjuiciamiento por delitos cometidos en su administración; Estados Unidos lleva una investigación penal sobre Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón por cohecho y asociación delictuosa con connotados narcotraficantes.  

Si existe un juicio moral demoledor de la sociedad mexicana para algún personaje por el daño que éste hizo al país es precisamente a Felipe Calderón. Sin embargo Jack Dorsey y su staf  de Twitter ¿no lo saben? Una exitosa empresa que tiene un valor superior a los 10 mil millones de dólares en bolsa y que factura más de 2,500 millones de dólares anuales cuanto más puede perder o ganar si opta por decisiones que involucren a unas cuentas de twitter en México, que mucho beneficio podrían traer en estos precisos momentos.

Hacer un recuento de las noticias falsas, denigrantes, ofensivas que personajes del grupo de Felipe Calderón han hecho en los últimos dos años sería extenso y no lo creo indispensable. 

Quizá este momento de crisis llegue a derramar las tensiones para comenzar un nuevo camino con valores, justicia e igualdad. 

Gracias por su lectura y difusión

 

@raulcaraveo

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Botón volver arriba
Cerrar