Curiosidades

Cómo prepara café de olla

ORIGEN

Aunque se desconoce la fecha exacta en la que el café llegó a México, la mayoría de los historiadores indican que fue en Veracruz a finales del 1700 y a partir de ahí se comenzó a distribuir por todo el país y producirse en diferentes regiones. Actualmente los principales productores de este valioso grano son Chiapas, Veracruz y Oaxaca.

Al tiempo que comenzó a popularizarse por todo el país por supuesto que México no podía quedarse atrás y crearía su propia receta para disfrutar una de las bebidas más populares del mundo.

Se dice que fue durante la Revolución Mexicana que surgió el café de olla, gracias a las adelitas o soldaderas que agregaron piloncillo y canela a la preparación básica del café y lo preparaban cada noche para darle energía a todos los guerreros que estaban en la lucha.

Se le nombró café de olla porque desde un inicio se prepara en ollas de barro y posteriormente de acuerdo con la costumbre, se debe ofrecer en tazas o jarros de este mismo material.

Aunque la receta básica solo requiere de piloncillo y canela, en algunas regiones del país también le añaden otras especias como clavo y cáscaras de naranja o de limón.

CÓMO HACER CAFÉ DE OLLA

INGREDIENTES

  • 6 cucharadas de café molido
  • 2 varitas de canela
  • 2 clavos de olor
  • 1/2 cáscara de naranja sin la parte blanca (opcional)
  • 1 cono de piloncillo de 45 g
  • 1 y 1/2 litros de agua

PASO A PASO

  1. Agrega el agua en una olla de barro con el piloncillo, la canela, la cáscara de naranja y el clavo de olor a fuego medio.
  2. Al momento de que suelte el hervor, apaga el fuego, agrega el café y reposa por cinco minutos.
  3. Pasa por un colador y sirve.
Comparte tus comentarios