Reseñas
Tendencia

‘Cómo entrenar a tu dragón 3’: La saga cierra con broche de oro

La película que cierra la trilogía basada en los libros de Cressida Cowell no decepciona a los fans de esta tierna historia que, de todas formas, no ahorra en acción

La película que cierra la trilogía basada en los libros de Cressida Cowell no decepciona a los fans de esta tierna historia que, de todas formas, no ahorra en acción

La gran pegada que tuvo en su momento la adaptación (muy libre, por cierto) de Cómo Entrenar a tu Dragón (How to Train your Dragon, 2010) fue ser una película de la que nadie esperaba nada. De hecho, muchos fans la conocieron directamente en sus ediciones en DVD o en su emisión en el cable y eso se dejó ver en la recaudación que la secuela, de 2014, que superó notablemente a la original.

Pero la historia de Hippo Chimuelo (Hiccup y Tothless en la original) se ganó el corazón de grandes y chicos, gracias a dos guiones sorprendentes por muchos motivos, que dejaron huella en la animación infantil, con muertes inesperadas y una acción que por momentos rozaba lo tolerable en lo referente a la violencia.

El negocio del merchandising no se quedó atrás y por eso, para mitigar la larga espera entre cada película, hubo series animadasespeciales directos a DVD, muñecos, y una amplia variedad de productos, para que la marca no pierda vigencia.

Ahora, casi cinco años después de la última entrega, el director Dean DeBlois trae la última entrega que, si bien no alcanza a la segunda en lo referente al guion, no se queda atrás en acción y mucho menos en emoción.

En esta ocasión, Hipo, Chimuelo y los vikingos de la isla de Berk se enfrentan a la necesidad de exiliarse del resto de las tribus que no cesan en su empeño de capturar dragones para diversos fines. Estos poco reflexivos guerreros contratan a Crimmel el Crimoso, un cazador, que llega al lugar motivado por cazar al último “furia nocturna” que existe, que es Chimuelo.

A pesar de que Hipo y sus amigos tratan de detenerlo, el cazador muestra ser mucho más inteligente que ellos, y por eso deberán huir en busca de un “mundo oculto” que buscaba el padre del joven jefe y que es el lugar del que provienen los dragones.

Como para complicarle las cosas a Hipo, en el medio aparece una potencial novia para Chimuelo, que lo tendrá “con la cabeza en otra parte”, aunque también da lugar a algunos de los tramos más divertidos del film.

La película tiene una notable extensión para un film animado (104 minutos) pero para ello De Blois se ha asegurado que ningún tramo se haga “largo”, es decir que induzca al aburrimiento o no aporte a la narración.

La animación, como ocurría en las anteriores entregas, es soberbia, y supera a muchos de los productos actuales. Cabe destacar que en esto han trabajado más de 500 personas, y se nota a la hora de comprobar los resultados.

Al ser el final de la trilogía, todo puede pasar, y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de sentarse a ver esta genial aventura que tiene uno de los finales más emotivos para niños y grandes desde E.T. El ExtraterrestreMonsters Inc, y otros de similar factura.

Comentarios

Fuente
Diario Popular
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar