Un equipo internacional de científicos publicó este 16 de septiembre un nuevo estudio en que ‘renombra’ al pez más grande en la Tierra.

Desde hace tiempo se conoce que los tiburones ballena (‘Rhincodon typus’) son los peces más grandes del planeta, sin embargo, ahora se ha dado a conocer que entre machos y hembras existen diferencias significativas de tamaño y la investigación publicada en la portada Frontiers in Marine Science revela qué papel juega el género en el tamaño de esta especie.

El grupo de investigadores, encabezado por el biólogo de la Universidad de Ciencia Marina de Australia, Mark Meekan, rastreó durante 10 años a 54 tiburones ballena de distinto sexo y tamaño.

Utilizando también los datos recogidos por otros científicos durante décadas pasadas, llegaron a la conclusión de que los machos crecen más rápido que las hembras, pero estas pueden llegar a alcanzar dimensiones más grandes.

Meekan destaca que las hembras suelen llegar a unos 14 metros de longitud, pero hay algunas que incluso alcanzan 18 metros. Mientras, un macho adulto crece hasta unos 8 o 9 metros.

«Eso es absolutamente enorme, aproximadamente del tamaño de un autobús flexible en una calle de una ciudad», dijo en un comunicado el Meekan, autor principal del estudio.

«Pero a pesar de que son grandes, [las hembras] crecen muy, muy lentamente. Solo unos 20 o 30 centímetros al año.»

Según los biólogos, estas impactantes dimensiones podrían explicarse por la necesidad de dar a luz una gran cantidad de crías.

Los tiburones de otras especies suelen tener entre 2 y 12 crías, mientras que en el caso de los tiburones ballena la cifra puede llegar a alcanzar las 300. «Estas hembras gigantes probablemente estén creciendo debido a la necesidad de tener muchas crías», afirmó Meekan.

Comparte tus comentarios