Carlos Loret de Mola es producto del antiguo régimen que se resiste a morir. Alumno destacado de Joaquín López Dóriga, que a su vez es alumno destacado de Jacobo Zabludowsky (EPD), crearon toda una “escuela” del periodismo a la mexicana.  

Jacobo Zablusowsky, fue un abogado egresado de la UNAM, hijo de inmigrantes polacos, muy orgulloso de La Merced, barrio en el que creció; en 1954 se casa con Sara Nerubay Liberman de origen judío-ruso e hija de un comerciante próspero de la CDMX, procrean tres hijos Abraham, Jorge y Diana. En 1946 comienza a trabajar como periodista en Cadena Radio Continental de noticieros, luego Ovaciones, Novedades, Siempre, El Universal; en 1950 asumió la producción y dirección del primer noticiero profesional en México hasta el 30 de marzo del año 2000. El telenoticiero 24 horas duró 30 años y marco es estilo e hizo  escuela. Yo soy de la generación que desayunó viendo todas las mañanas su noticiero matutino Nescafé, si a alguien le gustaba la política era un recurso indispensable ver los noticieros de Zabludowsky así era el caso de mis padres y hermanos, más que un noticiero era el vocero oficial de las actividades del Gobierno de la República, de los presidentes y de las relaciones de México con el mundo. 

Jacobo era un erudito sin duda culto y aficionado a la lectura, leía un libro diario, tomaba 14 tazas de café diario, las lecturas que recomendaba siempre venían prologadas por su visión, antes los leía y así lo demostraba. Podía conversar más que entrevistar como lo demostró en sus encuentros con Frida Kahlo, Salvador Dalí, el Che Guevara, Rufino Tamayo, Cantinflas, todos los escritores del realismo mágico, en fin. Jacobo renunció como resultado de la salida al aire de su hijo Abraham del noticiero de las dos de la tarde. Es importante aclarar que el raiting de su noticiero fue decayendo –ya en aquellos años- por la estrecha relación de televisa con el PRI. 

Joaquín López Dóriga de octubre de 2000 a agosto de 2016 se convirtió en el titular del noticiero más importante del país 24 horas, que cambiaría de nombre por el de El Noticiero; Jacobo era 19 años mayor que Joaquín, a los 22 años Joaquín es contratado por Jacobo donde llega a ser jefe de información, es egresado de derecho de la Universidad Anáhuac y nunca ejerció la abogacía. Era México el país de los abogados en política también. Su carrera en un inicio es una mala, muy mala copia de Jacobo. A diferencia de Zabludowsky, López Dóriga es comprobado extorsionador, ya no vocero oficial si no matraquero reluciente del Presidente en turno o del político que le pague mejor. Cero cultura, cero lecturas, cero educación, carente de tacto para reeditar noticias, generador de noticias falsas, solo que, le toco la era de las redes sociales que nada ni a nadie perdonan.

Zabludosky muere de un derrame cerebral, sus últimos años conduce el programa de radio “De una a tres” en cadena nacional, ya no es reaccionario y si abiertamente de izquierda. No se sabe de acumulación de riqueza, ni de departamentos de lujo en Madrid, de extorsiones o de yates que compitan en precio con los yates del dueño de Televisa Emilio Azcarraga Jean; a Joaquín López Dóriga lo sigue una estela de corrupción, que indirectamente hundió más las ventas de Televisa. La carrera de López Dóriga es rica en tropiezos inolvidables, cómo olvidar la entrevista a Antony Hopkins.

Carlos Loret de Mola, nuestro tema, llega al mundo de las noticias y el periodismo que hace personas que no son periodista, que no estudiaron periodismo; inició su carrera teniendo como jefe a Ricardo Rocha en Detrás de la Noticia de ahí paso a Televisa. Es economista del ITAM, 27 años menor que su teacher López Dóriga, famoso por varios montajes en guerras y en casos como el de Florence Casses, que por vicios de ese proceso que él ayudo a viciar logran su libertad, no es periodista, ni reportero, porque eso es exactamente lo contrario a lo que dicta cualquier academia de periodismo. 

Loret de Mola llega a televisa por recomendaciones, nieto de un exgobernador de Yucatán e hijo de un político-periodista, Rafael Loret de Mola. A partir de 2016 y hasta 2019 condujo el noticiero matutino Despierta con Loret  de Noticieros Televisa, sin pena ni gloria, la versión más desprestigiada de sus maestros. Si segundas partes nunca fueron buenas, cuanto más terceras partes son fatales, es reflejo de la debacle de la escuela de periodismo #Televisa el joven Carlitos desde 2006, más aun en 2012 y no se diga 2018 se convirtió en un ariete, puta de lanza para armar mesas de análisis, falsos debates en televisión en vivo, (sin aparentemente producción) en los que invitó a una docena de afines a López Obrador, para evidenciarlos, tratarlos de entrar en contradicciones y montar un fraguado meta mensaje que hacía evidente campaña en contra de la candidatura de Andrés Manuel.  Así expuso a Rocio Nahle, Yeidkol Polewnky, Jiménez Espriu, Claudia Sheinbaun, Olga Sánchez Cordero, Alejandra Frausto, Esteban Moctezuma, en fin, mientras tramaba exponer unos a otros los sublimaba. Hizo vulgar campaña y lo peor lo continuó haciendo.

Loret, como alfil de Televisa no logró nada de sus objetivos, entre más armaban montajes con personas impresentables  como panistas y priistas; más adeptos a AMLO se sumaban y más bajaba su teleaudiencia, la semana pasada su raiting era prácticamente cero. No es responsabilidad de las conferencias matutinas del presidente, no es culpa de una recomendación del Gobierno para sacarlo del aire, no. Loret se va por ineficiente, antipático, falso, sin ética y porque no han entendido que el país cambió. 

Algunos lo vimos, quienes tenemos décadas estudiando este tema, pudimos ver la caída de Televisa, de López Dóriga y otros “intelectuales orgánicos” que simplemente se movían con o por dinero, al no haber dinero salen de sus casillas y añoran sus épocas de bonanza, caen en excesos y terminan por ser un lastre, un peso muerto que hay que desechar.

SI se fueron éstos ¿Quiénes más seguirán? 

Es fácil saberlo cada uno de nosotros tenemos nuestra visión, a mi juicio seguirá Ciro Gómez Leyva y José Cárdenas, en sus respectivos medios, y la causa es su delirante forma de expresión verbal sin pudor, objetividad ni ética  periodística. Pero no podemos pedirle buen periodismo profesional a quien nunca ha pisado una facultad de periodismo. 

Algunos de mis más recientes textos sobre el tema;  

https://insurgentepress.com.mx/periodistas-de-la-kakistocracia-o-el-hampadeperiodismo/

https://todoincluidolarevista.com/medios-golpistas-emilio-lozoya-alonso-ancira-juan-collado-javier-duarte-manuel-bribiesca

https://todoincluidolarevista.com/la-desesperacion-de-aristegui-brozo-dresser-como-ultimos-reductos-de-la-contrainteligencia-el-absurdo-como-norma

https://todoincluidolarevista.com/televisa-ahora-si-qepd-nunca-volvera-a-ser-grande

 

 Gracias por su lectura y recomendación en Facebook y twitter

@raulcaraveo

Comentarios