Reseñas

Buscando a Dory: Entretenida, divertida, conmovedora, pero…

La película comienza un año después de los acontecimientos que vimos en Buscando a Nemo, en la actualidad Dory, Marlin y su hijo Nemo viven tranquilos y felices hasta que un día Dory comienza a tener recuerdos de su infancia y de sus padres, motivo por el cual decide emprender un viaje a través del mar para buscarlos. En el camino se encuentra con varios obstáculos que le dificultan llegar a su meta pero también se encuentra con grandes amigos que la ayudaran hasta el final.

Empezaré con lo mejor de esta cinta, la animación. El trabajo de Pixar siempre ha sido extraordinario pero en esta ocasión los animadores han logrado que cada escena, cada personaje, cada escenario, cada detalle sea impecable. Visualmente es maravillosa, no es que las demás cintas de Pixar no lo sean pero está en específico logra impresionarte desde el primer minuto. Los escenarios y personas son tan reales, los animales tienen detalles que te sorprenden de lo bien hechos, sobre todo uno…el pulpo Hank. Este personaje se convirtió en el mayor reto de Pixar hasta el momento en cuanto a animación se refiere y es que los encargados de crear este personaje tenían el gran reto de conseguir que el movimiento de sus tentáculos fuera lo más real posible, para satisfacción suya (y de nosotros también) lograron su cometido a la perfección.

Dory2No voy a negar que la película tiene sus momentos conmovedores pero me parece que a veces peca de pretenciosa, entiendo que es una película enfocada a un público infantil pero en verdad hay escenas en las que tratan de sacarse un momento conmovedor donde no lo hay o donde era evidente que algo parecido podría pasar. Esto nos lleva a nuestro siguiente punto negativo…lo predecible de la película.

Hay momentos en Buscando a Dory donde más bien parece que estás viendo a su antecesora (Buscando a Nemo) y es que si bien la historia no es igual sí es muy parecida y esto hace que se convierta en predecible. Por supuesto que los creadores de esta cinta trataron de evitar que fuera lo mismo y es un hecho que no vas a ver la misma película hecha en 2003 pero si puede haber momentos donde pienses “esto ya lo había visto” y eso puede hacer que como espectador pierdas un poco, solo un poco, el interés.

Claro que también hay muchas cosas que aplaudirle a esta cinta, una de ellas es el hecho de haber conseguido que el cambio de protagonista (antes era Marlin y ahora es Dory) se hiciera de manera estupenda porque, aunque Dory se llevara las palmas en Buscando a Nemo, llevarla de personaje secundario a personaje protagónico era un reto complicadísimo que Pixar decidió tomar y al final le dio buenos resultados. Dory puede cargar con todo el peso de la película y eso se debe en gran parte al excelente trabajo de doblaje realizado por la conductora estadounidense Ellen DeGeneres que ha logrado llevar al personaje de Dory a otro nivel. También es importante destacar el gran trabajo hecho por Patricia Palestino quien se encarga del doblaje de Dory al español.

Una historia interesante y que es necesaria para los niños en la actualidad y es que Buscando a Dory no cuenta con villanos o con historias trágicas, esta cinta es una historia que demuestra como todos podemos tener obstáculos en la vida pero es lo importante es luchar por lo que uno quiere, todo esto dentro de un ambiente totalmente infantil.

Los personajes ya conocidos son igual de divertidos, igual de entrañables e igual de increíbles, los nuevos personajes son en su mayoría bastante positivos para la historia y que de una u otra forma terminas queriendo, con decirles que el personaje en teoría más amargado es un encanto.

Hacer verosímil lo inverosímil. Pixar siempre ha sabido tener a sus personajes perfectamente ubicados en el mundo real y así había sido en Buscando a Nemo pero en este filme se perdió por completo esto, de repente vemos animales marinos entre personas y éstas ni siquiera se inmutan, resulta inverosímil pensar que esto pase en la vida real y entiendo que es una fantasía y una película infantil pero Pixar nos tenía acostumbrados a situaciones un poco más coherentes.

Buscando a Dory es buena, hasta ahí. Tal vez sea el hecho de que nos hemos acostumbrado a ponerle la vara muy alta a Pixar o tal vez sea el hecho de que Buscando a Nemo fue una maravilla y resulta inevitable ver esta cinta sin recordar a su antecesora. A pesar de esto resulta ser mucho mejor secuela que Monsters University o Cars 2 y sin duda es un buen augurio para las secuelas que esta preparando Pixar para años próximos. Una película que va a disfrutar toda la familia.

Nota: A menos que algo en verdad sorpresivo suceda tenemos a la primer ganadora de los premios Oscar…es en la categoría de Mejor Película Animada y esBuscando a Dory.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar