Evo Morales, el primer indígena que tomó las riendas del Gobierno de Bolivia y las mantuvo durante casi 14 años, renunció este domingo a la presidencia, en medio de violentas protestas que cuestionaban su victoria en las elecciones del 20 de octubre pasado.

Aquí te explicamos cómo fue que Bolivia llegó hasta este punto:

-El 20 de octubre, la transmisión de los resultados electorales fue suspendida, lo que desató una cadena de protestas y sospechas de un supuesto fraude.

– El 21 de octubre, un día después de las elecciones, el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia reanudó la transmisión del conteo rápido de los comicios presidenciales y el mandatario Evo Morales mostraba una ventaja de casi 10 puntos frente a su rival, el expresidente Carlos Mesa.

– El 22 de octubre, el vicepresidente del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (TSE) renunció a su puesto por “desacuerdos” con la decisión de suspender la publicación del conteo rápido tras los comicios presidenciales.

-El 31 de octubre, Marcel Guzmán Rojas, director general de Neotec, la empresa que ofreció el software electoral en las votaciones en Bolivia, dijo que una vocal del Tribunal Supremo Electoral solicitó suspender la transmisión de los resultados «por un drástico cambio en los resultados a favor de Carlos Mesa», mismo que según la firma no existió.

-Este domingo, un informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) determinó irregularidades en el cómputo de la contienda. Ante ello, Morales ofreció celebrar nuevas elecciones y renovar el organismo regente del voto.

-El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró la convocatoria a elecciones en Bolivia del mandatario Evo Morales e indicó que es mejor resolver los problemas preguntándole al pueblo que con la confrontación.

“Aprovecho para expresar mi satisfacción por lo que se decidió de Bolivia, lo que decidió Evo Morales, el que se convoque a elecciones para evitar la confrontación y la violencia, eso es un triunfo para la democracia”, dijo el mandatario en un video publicado este domingo vía Twitter.

– La Fiscalía General de Bolivia anunció el inicio de acciones legales en contra de los jueces del Tribunal Supremo Electoral (TSE) por supuestos “actos electorales ilícito”, poco después de que la OEA dijera en un informe preliminar que observó vicios e irregularidades en las elecciones presidenciales.

-La acusación de fraude electoral generó una ola de protestas violentas, lo que dejó varios heridos en algunas zonas del país.

– El jefe máximo de las Fuerzas Armadas de Bolivia instó a Morales a renunciar a la presidencia a favor de la pacificación del país.

-Posteriormente, en un mensaje televisado, desde el Chapare, en el centro del país, el mandatario boliviano anunció su renuncia al cargo: «estoy enviando mi carta de renuncia a la Asamblea Legislativa de Bolivia… no queremos que haya enfrentamientos».

– Su dimisión, que debe ser aprobada por el Poder Legislativo, dejó un vacío temporal en el Gobierno debido a que los funcionarios que deberían sucederlo, de acuerdo a las normas del país, el vicepresidente y la presidenta del Senado, también dejaron sus cargos.

– La Policía de Bolivia informó que María Eugenia Choque, presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, y quien renunció tras el anuncio de la fiscalía, fue detenida por irregularidades durante la jornada comicial. Antonio Costas, vicepresidente del TSE, también fue detenido.

– Un grupo de manifestantes se apostó frente a la casa presidencial y quemó un féretro para simbolizar el fin de su gobierno de casi tres lustros.

-Morales aseguró que, con su renuncia, se consumaba el «golpe de Estado que hemos venido denunciando desde el 21 de octubre», un día después de los polémicos comicios.

-Mientras tanto, el líder opositor Carlos Mesa calificó la dimisión de Morales como «el fin de la tiranía», ‘nunca olvidaré este día único».

-Más tarde, el mandatario de Bolivia denunció que había una orden de aprehensión ‘ilegal’ en su contra y también dijo que grupos violentos asaltaron su domicilio: ‘los golpistas destruyen el Estado de Derecho’ .

-Sin embargo, el comandante de la Policía de Bolivia, Vladimir Yuri Calderón, negó que existiera una orden para detenerlo, pues esa es una acción privativa del Ministerio Público, apuntó en entrevista telefónica con la televisora Telepaís, de Bolivia.

-En tanto, el Gobierno de México ofreció asilo político a Evo Morales. El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la renuncia de su homólogo boliviano fue una actitud responsable con el fin de evitar más violencia en ese país.

Comentarios