Reseñas

Bajo La Arena: La paz no llega cuando termina la guerra

Basada en hechos reales. Es 1945, Alemania se ha rendido y la guerra en Europa ha terminado; pero esto no significa la paz para un grupo de jóvenes prisioneros alemanes que han sido llevados a Dinamarca y obligados a desactivar miles de bombas que el ejército nazi enterró en la arena de la costa oeste danesa. A cargo de estos jóvenes está el sargento Carl Rasmussen (Roland Møller), quien, al igual que muchos de sus compatriotas, tiene un gran odio hacia todos los alemanes, por lo que se empeña en hacer que la estancia de estos jóvenes en suelo danés sea un auténtico martirio.

El tercer largometraje del danés Martin Zandvliet es “Bajo la arena” (Land of Mine, Dinamarca, 2015), un film que nos muestra el drama vivido por un grupo de jóvenes alemanes que, sin deberla ni temerla, tienen que pagar por las atrocidades que otros connacionales suyos hicieron. Desde ahí está el primer mensaje de esta cinta: la importancia de entender lo malo del odio generalizado, creer que todos los habitantes de un lugar son iguales a su líder son erróneos juicios de valor. Pero éste no es el único mensaje interesante, “Bajo la arena” está llena de ideas sobre los prejuicios, el amor, los sacrificios, la amistad y la redención que valen la pena someterse a un análisis; lamentablemente no lo puedo hacer en esta reseña porque los llenaría de spoilers.

Contarnos un pasaje interesante y desconocido de la  historia es, per se, algo que llama la atención del espectador, pero no basta con eso para tener un trabajo cinematográfico de calidad, este pasaje de la historia se pudo haber contado en un documental o, inclusive, en un reportaje periodístico. Afortunadamente, el film de Martin Zandvliet no se conforma con contarnos una realidad, no es una especie de documental pero con actores, no tiene la esperanza de funcionar sólo por su historia sin que le importa nada más; “Bajo la arena” es un trabajo cinematográfico redondo, consigue un equilibrio en todos sus rubros (guion, dirección, actuaciones, ambientación), por lo que no sólo es una historia interesante, es una historia interesante y muy bien contada.

El trabajo del danés Zandvliet es muy bueno, no sólo consigue una gran dirección de actores y tomas sumamente interesantes en una locación que aparentemente no da para mucho, también consigue, en lo que es el mayor acierto de la cinta, combinar de gran manera el drama con el thriller. Cada que un joven va a desactivar una bomba la presión y el suspenso se pueden sentir en carne propia. El director crea una atmosfera impecable para lograr su cometido: hacer que los espectadores puedan empatizar con los protagonistas para que vivan el terror que están sintiendo ellos en cada uno de sus movimientos.

Las peccata minuta de este film están en el guion, el cual es bueno pero no puede evitar caer en algunos clichés del genero bélico. Los personajes, en esencia, ya los hemos visto en ocasiones anteriores. Y aunque la cinta ofrece alguno nuevo en su forma no lo hace en su fondo, sobre todo en el discurso final, el cual es un poco predecible y similar al de la mayoría de las películas bélicas (post bélica en este caso). Pero insisto, estos son sólo pequeños errores, en general el guion vale la pena.

Resulta difícil comprender como “Bajo la arena” no consiguió hacerse con el Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa en la pasada ceremonia. La dirección es buena, las actuaciones son extraordinarias, la ambientación es fabulosa y el guion, aunque con algunos clichés, logra estar a la altura de todos los demás elementos.

“Bajo la arena” es un film poderoso, que combina extraordinariamente el drama con el thriller para contarnos un pasaje desconocido y cruel en la historia de la humanidad. Consigue transmitir, a la perfección, el mensaje de evitar el odio generalizado y nos muestra como los más afectados siempre son los menos culpables. No cabe duda que la paz no llega cuando termina la guerra, y para estos jóvenes alemanes su guerra comenzó cuando termino la de otros.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar