Psicología

(Auto) Sabotaje

Cámbiate

Aléjate de aquellos que intentan menospreciar tus ambiciones. Gente pequeña siempre lo hace, pero los verdaderamente magníficos te hacen sentir que, tú también, puedes ser magnífico.”   Mark Twain

Sabotearnos a nosotros mismos puede ser algo realmente duro, quizás porque en algunas ocasiones ni siquiera nos damos cuenta de que lo estamos haciendo.

El primer paso para atajar esta costumbre tan perniciosa para nosotros, es averiguar porque lo estamos haciendo. Vamos a ver algunas de las formas y de las razones por las que los seres humanos nos saboteamos a nosotros mismos.

El auto sabotaje ocurre frecuentemente en los momentos en los cuales quieres protegerte. Lo complejo viene de que no sabes realmente de qué estás protegiéndote. Es un instinto, algo que sientes como una amenaza, y respondes a ello, haciendo o no haciendo determinadas cosas. A veces viene de inseguridades de todo tipo, tanto físicas como emocionales.

Te puedes sabotear tanto en tus relaciones personales como en tu trabajo. El auto sabotaje viene especialmente de una falta de autoestima. Crees que no eres merecedor de lo que sea y te bombardeas continuamente.

Una forma común de auto sabotaje viene por el miedo a a la soledad, a que aquellas personas que tú quieres que te acepten no lo hagan.

Otra forma en la cual el auto sabotaje se manifiesta en nuestras vidas viene por nuestra miedo a no poder balancear nuestra vida privada. Hay muchas cosas en nuestra vida que luchan por nuestro tiempo y tememos que esto consiga que nuestras relaciones personales se resientan.

Una cuarta forma de sabotearnos a nosotros mismos viene por el miedo a desilusionar a otras personas. A no ser suficientemente buenos para poder expresar nuestras opiniones tal y como la sentimos.

Por último, y quizás lo que puede llegar a explicar este auto sabotaje en la relaciones personales, viene del miedo a que nos abandonen, a que aquellas personas que nos rodean se alejen de nosotros..

Todo esto en el fondo viene de una sola fuente que es el miedo a no ser suficientes. Un miedo que comienza pensando que no somos suficiente para nosotros mismos. Por eso es tan importante que cuando trabajemos por nuestra felicidad lo hagamos centrándonos en aquello que nos hace a nosotros felices.

Alejando todo lo que se asemeje a la dependencia emocional.

Comentarios

Etiquetas

Leocadio Martín Borges

Psicólogo, Experto y Master en Drogodependencias por la Universidad de La Laguna. En la actualidad publica semanalmente en Diario de Avisos en el espacio Cámbiate Psicología para Entendernos. Desde su pagina CÁMBIATE llega a seguidores de todo el mundo proponiendo la psicología como una herramienta esencial de conocimiento y de evolución personal.
Botón volver arriba
Cerrar