Reseñas

Animales Nocturnos: Magistral y cautivador thriller psicológico

Susan Morrow (Amy Adams), la dueña de una galería de arte, recibe un día una copia de la primera novela escrita por su exmarido Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), quien le pide que por favor la lea. Tan pronto como Susan se adentra en la novela de Edward los fantasmas de su pasado comienzan a rondarle la cabeza y éstos la hacen preguntarse si las decisiones que ha tomado a lo largo de su vida la tienen satisfecha en el presente. La novela escrita por Edward se intitula “Animales Nocturnos”.

Un día el diseñador de modas y director creativo de Gucci, Tom Ford, decidió involucrase en el mundo del cine y dedicarse a dirigir películas, su ópera prima como director: “A Single Men”. Dicho film fue una sorpresa para muchos ya que resultó ser bastante buena, logró una buena aceptación por parte del público y la crítica y estuvo acompañado de varias nominaciones en importantes entregas de premios. En 2015 Ford se convirtió en el encargado de dirigir y escribir la cinta “Animales Nocturnos”, el resultado: una magistral y cautivadora película.

A pesar de ser nuevo en el “negocio”, Tom Ford comienza a ganar reconocimiento como un importante director de cine, o mejor dicho, ya lo ha ganado al dirigir “Animales Nocturnos”, un thriller psicológico  que cuenta con una dirección impecable. Tal vez, la experiencia de Ford en el ramo de la moda haga que esta cinta sea en verdad estética, visualmente maravillosa. Ciertas tomas o planos dan la impresión de que estamos viendo un cuadro en la galería de arte contemporáneo más prestigiada del mundo.

Y el guion (también escrito por Ford) es asombroso. La película nos cuenta tres historias a la vez; la del personaje de Amy Adams en la actualidad/realidad, la de los personajes de Adams y Gyllenhaal en el pasado, cuando estaban juntos y la de Gyllenhaal en la ficción, es decir, en la novela que le envía a su exesposa. Apostar por tres historias en una misma cinta es una idea algo arriesgada pero en esta ocasión también es acertada; las dos historias en las que se ve inmerso el personaje de Gyllenhaal son sumamente interesantes y de ambas quieres descubrir cada vez más. Esto no sucede con la historia en el presente del personaje de Adams, la cual se limita a verla leer, bañarse y tomar pastillas. No digo que esto haya sido una mala decisión, al contario, tener más historia sobre ella hubiera hecho (evidentemente) la película más larga y probablemente un poco tediosa, además, resulta algo positivo saber sólo lo necesario del personaje de Adams, que es una mujer que descubre que no se siente a gusto con su presente ¡no necesitamos más!

A pesar del gran trabajo realizado por Ford en la dirección y el guion hay otro rubro que acapara aún más la atención de todos: las actuaciones. La protagonista Amy Adams está impecable, como siempre. Aunque pensar en una nominación al Oscar resulte imposible ya que la carta fuerte de esta mujer para dicha premiación es su actuación en la cinta “Arrival”, sí vale la pena reconocer el trabajo de Adams como una mujer fría, llena de problemas y ¿por qué no? hasta sexy. El otro protagonista es Jake Gyllenhaal en una sublime actuación, algo que se ha vuelto costumbre en la carrera de  este actor, en esta ocasión es capaz de ir del enojo al llanto en un segundo y de manera creíble, una nominación también se vería imposible ya que no ha estado nominado en ninguna otra premiación pero que La Academia lo tome en cuanta no parece una idea del todo descabellada. Quienes tienen un poco más de posibilidades de alcanzar nominación son Michael Shannon y Aaron Taylor-Johnson, el primero por el papel de un policía con sus propios problemas personales y el segundo por el papel de un delincuente psicópata. También vale la pena mencionar lo hecho por Isla Fisher, Kristin Bauer van Straten y, sobre todo, Laura Linney quien con una sola escena logra dejarnos a todos con la boca abierta.

Hay dos opciones para cuando acabe de ver “Animales Nocturnos”, que termine con la boca abierta, sorprendido por lo que acaba de ver o que se pregunte ¿De qué trato la película? O ¿Qué caramba acabo de ver? Ambas opciones son completamente válidas y cada quien tendrá su opinión sobre cada película, lo que sí les aseguro es que esta película les dará de que hablar aunque sea sólo por unos minutos después de salir del cine, ya sea para bien o para mal. Tú puedes sacar una conclusión sobre esta cinta completamente distinta a la de los demás.

Si usted va a ver “Animales Nocturnos” sepa que es una de esas películas que le exige al espectador, éste necesita poner total atención en todo momento. Si usted no disfruta este tipo de cine y prefiere las cintas más tranquilas, que no exigen mucho o sólo quiere pasar un buen rato y desestresarse, no le recomiendo mucho esta película.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar