Reseñas

Angry Birds: La Película

La historia se desarrolla en una isla habitada únicamente por pájaros que en su mayoría no vuelan, aquí nos encontramos con tres aves, Red, Chuck y Bomb, quienes nunca han podido encajar con los demás a pesar de intentarlo.

Red es un pájaro rojo que tiene problemas para controlar su ira, Chuck es un pájaro amarillo bastante hiperactivo y Bomb un pájaro negro que, literalmente, explota con facilidad. Estos tres pájaros se conocen en una especie de grupo para el control de la ira.

Todo transcurre con normalidad hasta que a la isla llega un barco con unos extraños cerdos color verde. Es aquí donde Red junto con sus amigos decide investigar qué es lo que traen entre manos este grupo de misteriosos cerdos comandados por el rey cerdo Leonard.

Si usted ha jugado alguna vez este juego (se me haría muy raro que no) estoy seguro que mientras leía iba relacionando perfectamente a estos personajes con los del videojuego.

Es un hecho que Hollywood cada vez se queda con menos ideas frescas pero hacer una película basada en un videojuego que no cuenta con ninguna trama interesante hacía pensar que esta cinta seria todo un fracaso. ¿Y qué paso? Todo lo contario, nos llevamos una agradable sorpresa con estos pajarracos de colores.

Y es que en esta cinta decidieron contar el antes de todo lo que conocíamos en el juego, es decir, explicarnos la razón por la que los pájaros se la pasaban enojados todo el tiempo. Y aunque ni así termina siendo una trama muy interesante creo que fue un gran acierto por parte de los creadores para poder enganchar a los espectadores que, al igual que yo, se pasaron horas jugando este adictivo jueguito.

Es un hecho que esta cinta está a años de luz de las maravillas que hace Pixar y no me refiero únicamente a la animación también hablo del guion. Mientras Pixar cuenta con diálogos interesantes, con un guion bien estructurado y una historia que permite a los niños reflexionar sobre temas interesantes; Angry Birds no intenta nada más que entretenerte y hacerte reír.

Todo el filme está basado en pequeños chistes que si te hacen pasar un rato agradable, pero en cuanto a la historia se cae en varias ocasiones, el principio es interesante y retoma fuerza ya en los últimos minutos de la película donde empieza la parte de los pájaros volando y atacando a los cerdos, es hasta ahí donde vemos la “acción” del videojuego.

Hay que recordar que es una película para niños y justamente pensaba en todos ellos mientras veía la película y es que no estoy muy seguro que ellos la puedan disfrutar mucho. La película dura 1 hora con 40 minutos, me parece que es bastante para una película infantil, esto aunado a una historia que no atrapa y a uno que otro chiste un poco subido de tono me hacen pensar que esta película fue hecha para niños no tan niños o ya de plano para jóvenes y adultos que pasaron días enteros tratando de superar los niveles de este adictivo juego.

No sé si es el hecho de que mis expectativas para esta cinta eran muy bajas pero a pesar de todo me quede con un buen sabor de boca, me entretuvo por momentos y me hizo reír en varias ocasiones, aunque lo más probable es que todos la hubiéramos disfrutado más si hubiera salido cuando en verdad el juego estaba en su apogeo, hace unos tres o cuatro años.

El doblaje en México corre a cargo de Adrián Uribe como Red, Rubén Cerda como Bomb, Faisy como Cuck, Luz María Zetina y Bazooka Joe en papeles secundarios.

Comparte tus comentarios
Etiquetas

Freddie Montes

Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos
Botón volver arriba
Cerrar