Julián Santiesteban

Alito, el campechano

A TIRO DE PIEDRA

Los que dejan al rey errar a sabiendas, merecen pena como traidores» Alfonso X

De incongruente no puede calificarse a Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas, pero de carente de tino político sí, pues el dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) asumió una postura de apoyo al gobierno del estado que gobernó (y mal), en el diferendo por los límites territoriales con Quintana Roo –y Yucatán, como tercero interesado-; olvidando que los quintanarroenses tienen también cuatro distritos electorales, el tricolor fue expulsado del poder en 2016 y acaba de renovar dirigencia en su intento por volverse competitivo para 2021. Ya los volvió a enterrar en la imposibilidad de triunfo.

Ante la oleada de críticas en redes sociales por la publicación de Moreno Cárdenas, en la que “como campechano” apoya al gobernador Carlos Aysa González en el conflicto limítrofe, el primero del tricolor en responder fue el secretario general –y verdadero dirigente estatal- del PRI, José Alberto Alonso Ovando, señalando que “como quintanarroense y miembro del PRI, apoyaré y participaré en toda aquella iniciativa que defienda los límites territoriales que por derecho e historia corresponden a Quintana Roo. La lucha de nuestros abuelos y padres debe retomarse e intensificarse”, era la respuesta lógica, sobre todo porque buscarán el voto en breve; pero nada de la afirmación de su dirigente nacional.

Y mientras militantes del tricolor, o ex gobernadores como Mario Villanueva Madrid, demandan que se desconozca a la dirigencia nacional, que haya más crítica y que sean más combativos, la presidenta priísta –de membrete, por lo menos-, Candy Ayuso Achach, pretendió matizar la postura de Moreno Cárdenas asegurando que sus expresiones las hizo “como ciudadano”, cuando apenas en julio de 2019, el ahora dirigente del PRI dijo ante los quintanarroenses que, de llegar a encabezar el PRI, sería “militante de tiempo completo.” Por cierto, la representante de su campaña en la entidad fue precisamente la actual dirigente local, de ahí su tendencia a exonerar de todo yerro al campechano.

“Amlito”, como también es apodado el dirigente tricolor, por el amor privado profesado al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, trae de plano extraviada la brújula, pues pretende obtener 70 diputados federales en los comicios del 2021, lo cual no logrará con las críticas públicas y las caricias privadas a la Cuarta Transformación Republicana, pero tampoco “pateando” el orgullo a los quintanarroenses que, si bien tienen tan sólo cuatro distritos electorales federales, once alcaldías y 25 diputaciones locales, han castigado severamente a un partido que los traiciona un día sí y el otro también; y ahora les ha dado una razón para no confiar nunca más en el tricolor.

Así, el PRI, por lo menos el quintanarroense, ha faltado a su propio compromiso de “ponerse del lado de la gente”, ha mentido cuando dijeron sus ahora dirigentes que “escuchar a la militancia será un compromiso”, porque esa “gente” y esa “militancia” les han demandado una postura crítica, un desconocimiento a la dirigencia nacional, cuestión que no ocurrirá.

Y con respecto a “Alito”, que bueno que manifiesta congruencia como campechano, lástima que haya olvidado que el cargo que ostenta lo obtuvo también gracias al voto de los quintanarroenses que ahora saben de qué lado está su corazón y sus intereses.

COMENTARIO MORBOSO

Y a propósito de temas electorales, este miércoles debe sesionar en privado el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) para elegir a su nueva presidencia, siendo Claudia Carrillo Gasca y Víctor Vivas Vivas los posibles sustitutos de Nora Cerón Gómez que concluye como presidenta, aunque permanecerá como magistrada hasta finales del presente año, cuando el Senado de la República designe un nuevo magistrado quintanarroense.

Sin embargo, existen rumores en el sentido de que dos de los tres magistados, Vivas Vivas y Cerón Gómez, han acordado sesionar hasta el viernes, con lo cual se incurriría en una franca violación a la normativa vigente, que establece que debe ser antes de que concluya febrero y en la primera sesión realizada en ese mes que se designe a la nueva presidencia, y este miércoles hay convocada una sesión para atender un recurso promovido por el Partido Acción Nacional (PAN).

Pero ese no es el único mal que aqueja a la máxima autoridad electoral local, sino que todo apunta que Vivas Vivas será el elegido como nuevo presidente, con el voto de Cerón Gómez y el suyo propio obtendría dos de tres sufragios. Mal para una institución tan golpeada tanto por el mal desempeño justamente de Vivas Vivas en la presidencia anteriormente. La “reversa” también es cambio, y en el Teqroo parecen ir de retroceso en retroceso, ya lo comentaremos antes de que concluya la semana; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Comentarios

Etiquetas

Julián Santiesteban

Periodista. Nacido en Parral, Chihuahua. Quintanarroense por decisión,bohemio de afición y franco aun con el riesgo que implica.
Botón volver arriba
Cerrar