Ciencia

Aguas negras, alimento para el sargazo

La arribazón de grandes cantidades de sargazo en las playas de Quintana Roo afectan el ecosistema y también la economía y flujo turístico

Proliferan algas marinas debido a las aguas negras

El desagüe de aguas negras en el Caribe mexicano sería otro de los factores que inciden en la proliferación atípica de sargazo que arriba a costas de la península de Yucatán, particularmente en Quintana Roo.

De acuerdo con el doctor Alberto Jesús Ríos Flores, catedrático investigador de la Universidad del Valle de México, Campus Lomas Verdes, el verter fluidos contaminantes, residuales, aunado a los cambios de temperatura en los mares, también contribuyen al aumento de la cantidad de la macroalga marina que flota en la superficie del océano Atlántico, y de manera focalizada en aguas caribeñas.

El químico farmacéutico biotecnólogo de la institución de la capital del país, explica que el arribo y aumento de sargazo en las playas de México, sobre todo en las de la Península ocurre debido a que las macroalgas necesitan nutrientes, y “lo que se ve y se reportan en las investigaciones de varias instituciones que realizan trabajos en la región es que hay un descuido en el desahogo de las aguas negras en las zonas afectadas, fluidos donde hay nutrientes que requiere el sargazo para crecer y proliferar”.

En similares términos coincide la doctora Brigitta Ine van Tussenbroek, investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, de la UNAM, que afirma que el incremento de residuos orgánicos de todo tipo se convierten en nutrientes que fertilizan el sargazo, lo que ocasiona su rápido crecimiento, al grado de duplicar su biomasa cada 18 días, algo que rebasa el equilibrio ecológico.

“El sargazo es un indicador de la creciente contaminación y aumenta hasta cien veces los daños originados por la actividad humana en los mares y costas caribeñas, en donde hay asentamientos irregulares y malos tratamientos de aguas negras y grises”, subraya la doctora Van Tussenbroek.

Como informamos, la arribazón de sargazo a las costas de la Península, en especial en las costas de Quintana Roo, afectan la actividad turística en los polos de Cancún y la Riviera Maya, y en menor grado también comenzaron a llegar cantidades de las macroalgas a los litorales del oriente y norte de Yucatán.

El temor de los empresarios del sector es que durante la actual temporada vacacional de verano sigan cayendo las cifras de ocupación hotelera en el vecino estado, uno de los más afectados por la invasión masiva de la planta marina.

El doctor Ríos Flores indica que el sargazo es una macroalga marina del género “Sargassum”, su origen natural se encuentra en el área del Mar de los Sargazos en el Atlántico Norte.

“Se sabe ahora que proviene del Atlántico Sur entre las costas de Brasil y África, que migra por las corrientes marinas hacia el Caribe mexicano y, lo que se detectó es que, de acuerdo al cambio de temperatura y a los nutrientes que están presentes en esa zona, hay un incremento de su población, situación extraordinaria que ahora se advierte en las playas del país, principalmente en la península de Yucatán”, reitera el profesor de la universidad privada.

Y aunque la investigadora de la Unidad Académica Sistemas Arrecifales Puerto Morelos del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM refiere que la macroalga forma parte del equilibrio ecológico, y sirve como hábitat esencial para varias especies marinas a las que les proporciona alimento, sombra y es refugio de peces, camarones, cangrejos y tortugas, durante los últimos años, a partir de 2015 la proliferación y arribazón del sargazo aumentó de forma desproporcionada, y proviene del Mar de los Sargazos, en el océano Atlántico y el Triángulo de las Bermudas, entre Puerto Rico, Miami y las islas Bermudas.

“También se descubrió que hay otro origen de las macroalgas, en el norte del ecuador terrestre, donde el sargazo se acumula frente a la costa de Brasil para adentrarse en el Caribe”, añade la doctora Van Tussenbroek.

Para el químico Ríos Flores, por los problemas que causa el sargazo sí debe considerarse un tema de emergencia nacional, “y lo digo porque la actividad de macroalgas no es normal. A partir de 2011 se comenzó a reportar su presencia; en el 2015 se vio un crecimiento atípico por las cantidades excesivas que llegaron. El año pasado se recolectaron 522 mil toneladas en las costas y se espera que la cifra aumente en lo que resta de 2019”, precisó académico.

“Otra contrariedad que provocan las macroalgas es que consumen el oxígeno que se encuentra en el mar y los peces mueren. También las tortugas, que migran a las playas nacionales para tener a sus crías, no pueden desovar, y si consiguen hacerlo, las crías que brotan no llegarían al mar por la cantidad de sargazo que es un obstáculo más”, agrega.

La investigadora de la UNAM destaca que en cantidades adecuadas la alga ayuda al correcto funcionamiento del ecosistema, pero el exceso perjudica al ocasionar ausencia de luz y falta de oxigenación. Alrededor de 72 especies marinas son afectadas por la atípica presencia del sargazo.— Carlos Fernando Cámara Gutiérrez

Otras consecuencias de la arribazón del sargazo a playas peninsulares Advertencias

El Dr. Alberto Ríos Flores, de la Universidad del Valle de México, indica las afectaciones.

Daños colaterales

A la relación de consecuencias negativas para el turismo y la economía nacional y de Quintana Roo por la arribazón masiva de sargazo, se suma las afectaciones a la flora y la fauna de los sistemas de arrecifales, ya que el arrecife de México en el Caribe es el segundo más grande del mundo.

Cambios en ecosistemas

Según el químico farmacéutico biotecnólogo, académico de la Universidad del Valle de México Campus Lomas Verdes, el sargazo libera fósforo, nitrógeno y metales pesados, lo que deteriora la calidad del agua y ocasiona cambios profundos en los ecosistemas, entre ellos, que crezcan más algas que corales.

Erosión playera

También estropea los pastos marinos, que al disminuir, sus raíces y rizomas ya no fijan la arena, lo que causa erosión en las playas, señala el especialista.

Descomposición

Al descomponerse, las macroalgas producen gas metano, que emite mal olor en las playas, y durante el proceso de degradación de la biomasa algal acumulada en la costa se libera ácido sulfhídrico que originaría alergias y es un cultivo ideal para microorganismos.

Comentarios

Fuente
Diario de Yucatán
Etiquetas

TodoiRevista

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Botón volver arriba
Cerrar