Regala algo sexy.

Los chocolates y las flores pueden ser una buena opción, pero puede ser que sea el momento para añadir algo más excitante a tu relación. Puede ser desde ropa interior sexy hasta un juguete erótico.

Vístete sexy.

Se sabe que los hombres son muy visuales, así que lo que te pongas ese día puede ser un gran aliciente para la pasión. De los pies a la cabeza busca ser sexy.

Prueba algo nuevo.

¿Tienes alguna fantasía que quieras cumplir? Puede que sea algo extraño o difícil de realizar, o simplemente algo para salir de la rutina.

Toma las riendas.

No hay nada más sexy que una mujer que toma las riendas en el sexo. De esta forma, estará presente la excitación que le produces a tu pareja con lo que haces y con las ganas que tiene de tocarte.

Usa elementos extras.

Siempre puedes buscar algo extra que le añada algo especial a la ocasión. Desde una película erótica, literatura o hasta un juguete sexual pueden servir.

Comentarios