En el mismo año que vimos Avengers: EndgameToy Story 4  John Wick 3, entre otras, también tuvimos varios fiascos en la gran pantalla. Todas las películas que nombraremos a continuación deberían haber sido mucho mejores de lo que realmente vimos y eso fue lo que realmente nos generó una decepción tan grande.

Veamos de cuáles estamos hablando.

Men In Black: International

La dupla de Tessa y Chris prometía mucho y el mundo de MIB es tan rico e imaginativo que había múltiples opciones de cómo se podía manejar la historia. No obstante, ante algunos choques creativos informados durante la producción, el guión fue escrito sobre la marcha y la historia es el reflejo de ese problema. La trama es poco imaginativa y en sí es inferior al talento de los actores, los personajes y el mundo de la franquicia.

Todavía hay esperanzas para que la franquicia pueda tener una secuela que esté a la altura, pero la historia realmente debe ser mucho mejor que esto para que haya un futuro.

Hellboy

La película parecía ser una versión más aterradora a la anterior y por lo tanto similar a los cómics. Además, el elenco, particularmente David Harbour, se veía genial y la apariencia de Hellboy era espectacular. El primer tráiler reacomodó las expectativas, puesto que no fue muy bueno, pero aún así había un gran entusiasmo de que esta podría ser la oportunidad para que el Gran Rojo pueda volver a ser un personaje relevante en el cine. Desafortunadamente, fracasó.

El guión es pobre, los personajes bastante mediocres y carecen de cualquier tipo de complejidad. Hay un grave problema en cuanto a la adaptación del universo que vimos en los cómics y también una falta de profundidad emocional, clave total para que el personaje sea tan popular.

Triple Frontier

Con un reparto estelar, esta historia sobre algunos soldados de Operaciones Especiales había tardado mucho en gestarse y prometía ser un drama de alto nivel que tenía todo el potencial para ser un éxito.Triple Frontier no es una mala película en sí, pero es mucho más lenta y aburrida de lo que imaginábamos. Esto se debe fundamentalmente a cuestiones narrativas: la historia es algo desprolija y se desvía demasiado del núcleo de la trama.

JC Chandor es un gran director, pero invierte demasiado tiempo en cada uno de los personajes para que cada uno tenga su tiempo en pantalla y eso hace que el ritmo del film sea mucho más pausado. Necesitaba ser más dinámico.

X-Men: Dark Phoenix

Esta debería haber sido una despedida espectacular ya que la película se basaba en uno de los arcos de cómics más elogiados de todos los tiempos. A su vez se podría haber aprovechado la popularidad de Sophie Turner en Game of Thrones. Incluso con las preocupaciones sobre las reescrituras, había suficiente material para creer que sería un muy buen film. Bueno, no fue así. El guión es demasiado básico, las motivaciones de los personajes son tontas y las escenas de acción no aprovechan por completo los poderes de cada mutante.

Los efectos son buenos y el rendimiento de Michael Fassbender es excelente, pero no hay casi nada más para destacar sobre este triste final de los X-Men de Fox.

Glass

Después del excelente final de Split y la inclusión de Unbreakable dentro de este universo, este film podría haber sido ser uno de los primeros éxitos de 2019. No había manera de que Shyamalan pudiera arruinar la promesa establecida en Split o el trabajo que ya había hecho con UnbreakableSin embargo, en lugar de una narrativa explosiva y compleja para culminar una gran serie de películas tuvimos una trama aburrida y desordenada que no servía a ningún propósito.

Fue realmente una película innecesaria que, en cierta manera, dañó el anterior trabajo del director, cosa que no creíamos posible. A pesar de tener un gran elenco de actores, la narrativa fue tan mediocre que ni siquiera ellos pudieron salvarla.

Comentarios