Existe la leyenda desde tiempos antiguos donde se menciona a los sacerdotes como los únicos con permiso para comunicarse con los dioses, lo hacían a través del consumo de bebidas hechas a base de agave, de las cuales únicamente podían hacer uso en ceremonias religiosas donde sólo se le permitía estar presentes a personas de los altos sectores de la sociedad.

“Centzon-totochtin”, en Náhuatl, era el nombre de estos dioses, en español significa 400 Conejos, donde el 400 era sinónimo de infinito. Se dice que al tomar esta bebida los sacerdotes eran dominados por los espíritus de los conejos e influían en su comportamiento.

Por ello, Mezcal 400 Conejos nació como una bebida espirituosa para honrar y compartir las historias y tradiciones mexicanas.

Cada agave de Mezcal 400 Conejos es cuidado con especial atención, para su crecimiento sano  durante un periodo de tiempo de entre 8 a 15 años, según la especie, para asegurar su más alta calidad y darle una personalidad única, como la de los dioses ancestrales.

Mezcal 400 Conejos respeta el proceso artesanal utilizado desde tiempos milenarios, en el que se utiliza un horno cónico de piedra, en el que piedras volcánicas incandescentes cuecen las piñas del agave en un hoyo bajo tierra; después se trozan en un molino de piedra, tirado por caballo para dar paso a su fermentación natural y finalmente la doble destilación en ollas de cobre, donde se obtiene el líquido final. 

De acuerdo a los distintos tipos de agave o el tiempo de reposo en barricas, puede dar como resultado tipos de mezcales como:

Mezcal 400 Conejos Joven hecho a partir de agave espadín, cultivado en Tlacolula, Oaxaca. Obtiene su sabor de agaves de gran suavidad, esto le permite mantener un balance ideal en sus grados de alcohol y ahumado sutil. Con notas cítricas y frutales, para disfrutarse se recomienda  hacerlo acompañado de una rebanada de jitomate, maracuyá e incluso coco.

Mezcal 400 Conejos Reposado de agave espadín, se añeja por tres meses en barricas, de tono dorado con destellos ocres y un aroma ahumado sutil. Sus notas son de madera y agave cocido con ligeros toques herbáceos y dulces, los cuales se realzan con naranja.

Mezcal 400 Conejos Tobalá, la maduración del maguey tobalá puede llegar a tardar hasta quince años, con notas especiadas, herbales y toques dulces, el cual se puede acompañar con una rebanada de betabel cocido para enaltecer su sabor.

Es una costumbre arraigada el disfrutar el mezcal derecho, para ello se recomienda hacerlo en un vaso “veladora”, el cual le permite respirar una vez servido, así se pueden apreciar todas sus notas y lo convierte en una experiencia de sabor única.

Además, para explotar las características de Mezcal 400 Conejos y despertar las papilas gustativas, se recomienda acompañarlo con sales, las cuales pueden ser con gusano de maguey o chapulines;  para realzar el sabor dulce, una con piña o para intensificar el sabor cítrico, con jamaica.

Para disfrutar de Mezcal 400 Conejos, comparte las recetas de cuatro cocteles perfectos para toda ocasión: Madriguera Frozen, Volver, Conejo Alado y Conejo Carmín.

Cada trago de Mezcal 400 Conejos tendrá una reacción única en quien lo bebe, pues el dominio del espíritu de los dioses influenciará directamente en su personalidad; es un ritual que debe disfrutarse con tiempo, atención y respeto, ya sea derecho o en cocteles, para poder tener una experiencia sensorial, mágica y tradicional, un viaje a la tierra que vio nacer al mezcal, Oaxaca.

Comparte tus comentarios