Y después del terremoto, ¿cómo sé que ya he superado la carga emocional que experimenté?

81

Han pasado ya 21 días del terremoto, y he observado que aún hay secuelas emocionales y físicas en muchas personas. Cualquiera pensaría que ha sido tiempo suficiente para regresar a la normalidad, que el susto ya pasó y que a estas alturas ya todos -al menos los que no tuvimos pérdidas que lamentar- deberíamos estar al 100%. Lo cierto es que las emociones no obedecen a una agenda, en especial cuando las negamos, reprimimos y no la atendemos.

 

Estos son algunos de los síntomas que se experimentan tras un evento de tales características:

  • Sensación constante de movimiento

  • Dificultad para conciliar o mantener el sueño, pesadillas

  • Irritabilidad o ataques de ira

  • Dificultad para concentrarse

  • Sobresalto exagerado

  • Falta de apetito

  • Desolación y tristeza persistentes

  • Episodios de llanto recurrentes

  • Buscar aislarse

  • No querer salir de casa

  • Percibir olores, sonidos y movimientos que conecten con el evento

  • Miedo a volver al lugar en que se vivió (casa, escuela, lugar de trabajo)

  • Temor a subir o bajar escaleras

  • Miedo a estar con mucha gente

  • Mantenerse muy ocupado de diferentes formas, evitando tocar emociones

  • Evitar hablar de lo que sintió / experimentó

 

Estos síntomas de estrés agudo normalmente aparecen a unas horas o días después de evento, en este caso el sismo, sin embargo, si estos síntomas persisten por más de dos semanas, estamos ante una alerta que debemos atender de manera inmediata pues de lo contrario pueden tener consecuencias graves físicas y emocionales con el tiempo.

 

A 32 años de distancia aún hay víctimas emocionales del sismo de 1985, que tras no atender oportunamente el estrés agudo que experimentaron, en la actualidad muestran, por ejemplo, una respuesta de miedo exacerbado ante un sismo de baja magnitud, entre otros síntomas.

 

Entonces, ¿cómo sé que ya lo superé?

  1. Cuando he retomado mi vida y mis actividades, como antes del evento

  2. Cuando soy capaz de encontrar la “ganancia” que hay para mí en lo ocurrido, sintiéndome agradecido (a) con la vida (por el regalo de estar con vida), haciendo algo mejor con ésta.

 

Si estás experimentando alguno o varios de los síntomas que antes mencioné, te invito a participar en mi taller: “Logrando mi Equilibrio Emocional”, los próximos viernes 13 de octubre de 4 a 8 pm y sábado 21 de octubre de 10 a 2 pm.

Puedes inscribirte llamando al: 5543 1054

O dando clic en la imagen.

 

 

Saludos, éxito y bendiciones.

Comentarios