Julián Puente

Urgente el renacer de los partidos políticos

PUNTO EXACTO

Estamos en una era moderna, donde vemos a nuestros hijos jugar ya no en el parque, sino en el celular con touch manejándolo sin ningún problema. Lo mismo está sucediendo con algunas cosas como por ejemplo; el hacer política en los últimos años se ha convertido en sinónimo de muchas cosas entre las que destacan la corrupción y la falta de interés que tiene el ciudadano a escuchar la político. Y es que desde la perspectiva del ciudadano, si algo deja de funcionar se trata de reparar, si vuelve a fallar, lo lógico sería desecharlo. Pues es exactamente el mismo caso con los partidos políticos, que no es que dejen de funcionar, sino que, al menos para muchos han perdido la capacidad de dar respuesta a lo que la sociedad requiere, lo cual los hace cada vez menos atractivos y confiables para el público electoral. Creo que ahora, con una elección en puerta, es tiempo que los partidos políticos, legisladores y presidentes municipales se pongan a trabajar en temas que sean de más utilidad para los mexicanos, pues en tanto la sociedad exige cambios que desemboquen en una mejor economía y seguridad, los políticos sólo ven por su conveniencia. Supuestamente quieren congraciarse con el pueblo, pero por lo general siempre toman el camino contrario que conduce a eso. Así las cosas, parece que en lo único que coinciden los partidos, partiditos, movimientos políticos que hoy son, es en el afán electoral, como es lógico. Creo que desde hace mucho los partidos políticos perdieron la ideología específica por la ambición de querer representar a la ciudadanía, actualmente existen muy pocos políticos que aún mantienen esa honorabilidad de querer servir al pueblo y  no servir a grupos de poder. Como es por todos bien sabido, la base de cualquier partido político, es su militancia, quienes son o deberían ser un punto toral en las decisiones de la dirigencia en turno, pues, si bien sus cúpulas están formadas por notables, no deben de despegarse del pulso de quienes no participan de manera directa en los rumbos de las instituciones.

Hoy en día la apatía e indiferencia que han logrado los partidos políticos con sus prácticas, les ha permitido controlar el destino de nuestro país con una comodidad increíble, permitiéndoles llegar al poder con votaciones que no superan el 50% de la población, es decir gobiernan siendo ilegales. A la brevedad es trascendental rescatar el sano actuar de los partidos políticos, pensando en construir proyectos de solidez que mantengan la fortaleza futura de las instituciones. Actualmente es común ver en todos los partidos perfiles de baja calidad política que quieren ser presidentes municipales, diputados, regidores sin saber realmente para qué quieren serlo o peor aún, sin saber qué realmente debe hacerse en la posición a que aspiran ya que una de las causas por la que existe crisis en los partido es que no generan nuevos cuadros o no les permiten figurar; e por ello que la ley debe obligar a los partidos a mantener centros de formación política y verificar que realmente lo hagan. La política siempre ha sido una actividad matemática principalmente de sumas y restas. Los partidos políticos nacieron al amparo de la ideología, entendida esta como la suma de los intereses de un grupo en particular, plasmados en razonamientos que lo identificaban y diferenciaban de otro grupo social. Hoy en nuestro país los partidos políticos se caracterizan por no practicar su ideología, sus documentos básicos son letra muerta. Nos Urge hacer frente a la escasa capacidad de los partidos políticos para articular respuestas a las necesidades sociales. Hoy la ciudadanía los percibe como estructuras anquilosadas y contaminadas de nepotismo y corrupción entre otros calificativos más grotescos. Lástima ver a los ciudadanos alejados de los partidos políticos. Es notoria su desafección, desmoralización social y pérdida de  credibilidad. Los partidos, requieren revertir su primitivismo político y carencia de compromiso democrático y social. La competencia electoral 2018, no debe ser la excusa para abandonar principios e ideología en la búsqueda de dividendos electorales y de poder, al contrario deberá de constituir una oportunidad para priorizar las necesidades ciudadanas, tratar de recuperar la confianza de la gente y sobre todo poner en marcha la generación de nuevas ideologías donde todos participen

Comentarios
Etiquetas

Julián Puente

Julián Eduardo Puente Sánchez; es periodista y columnista de quintana roo desde hace 15 años. Ha trabajado en distintos medios de comunicación. Actualmente se desempeña como titular de la 2da emisión de Sipse Noticias Radio, coordinador del Periódico la Voz de Quintana Roo en la zona sur y director de comunicación social de la delegación del ISSSTE en el estado así como de colaborar para diversas páginas informativas.
Cerrar