Nacional

Un nuevo caso de corrupción estalla en el Gobierno de Enrique Peña Nieto

La sombra de la corrupción planea nuevamente sobre el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. A siete meses de las elecciones presidenciales, una nueva trama de desvío de recursos públicos desde la Secretaría de Hacienda al Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha estallado y amenaza con poner contra las cuerdas al PRI, el partido en el poder, que ha emprendido una campaña de lavado de cara rumbo a los comicios de julio de 2018.

La trama habría desviado 246 millones de pesos (12.7 millones de dólares) a principios de 2016 del ministerio de Hacienda, encabezado por el hoy canciller Luis Videgaray, a las arcas del PRI. El partido, dirigido entonces por Manlio Fabio Beltrones, envió el dinero a los gobiernos locales en los Estados de Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz. Los tres gobernadores, a su vez, reenviarían los recursos a otras entidades donde el PRI era oposición y con el objetivo de reforzarlo ante las elecciones de junio del año pasado.

Pero ese esquema no contaba con un pequeño contratiempo. El partido perdió aquellos tres Estados a manos de la oposición después de campañas donde la corrupción de las Administraciones locales se convirtió en la prioridad de los votantes. Los gobernadores entrantes revisaron las cuentas de los mandatarios salientes, Javier Duarte, en Veracruz; César Duarte, en Chihuahua y Egidio Torres, en Tamaulipas. Javier está en prisión a la espera de que inicie su juicio por delincuencia organizada y lavado de dinero. César está prófugo en Estados Unidos. Manlio Fabio Beltrones dejó la presidencia del PRI el 20 de junio de 2016 después del fiasco electoral.

Jaime Herrera Corral, un exfuncionario del Gobierno de Chihuahua, fue quien reconoció ante el ministerio público la triangulación de los recursos, según publicó el diario Reforma este martes. El encargado de las finanzas locales, quien colabora con las autoridades estatales en calidad de testigo protegido, afirmó que el desvío se hizo con el aval de Hacienda en la capital del país. Los gobiernos locales firmaron el 15 de enero de 2016 un convenio de “fortalecimiento financiero” por 275 millones de pesos (14 millones de dólares) con la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda.

Herrera Corral asegura que la trama fue ideada por Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien ha sido diputado y senador del PRI por el Estado de Coahuila. Gutiérrez es uno de los operadores más cercanos a Manlio Fabio Beltrones, uno de los barones del PRI. En 2014 fungió como su coordinador de asesores cuando este fue el líder de la bancada del partido en la Cámara de Diputados. Cuando Beltrones llegó a la dirigencia del PRI, en octubre de 2015, creó para su colaborador una secretaría adjunta a la presidencia del partido. Desde allí, Gutiérrez se encargó de operar los recursos del partido.

El hijo de Alejandro Gutiérrez fue, según el testimonio del exsecretario de Hacienda, quien indicó a otros tres funcionarios los nombres de las empresas fantasma por las cuales debían lavar el dinero antes de enviarlo al PRI. La Secretaría de Educación de Chihuahua, el director de Administración y el director de Adquisiciones de César Duarte simularon contratos con compañías para contratar talleres para padres de familia, cursos de superación para maestros además de clases de informática.

Sin embargo, una serie de errores en la papelería y facturas simultáneas producidas por los funcionarios dejaron rastro del desvío. “Por la presión con la que insistió Alejandro Gutiérrez a la Secretaría de Hacienda federal, el trámite se hizo de manera incorrecta, existiendo evidencias actuales. Ello por la premura con la que se operó…”, dijo Herrera Corral en la declaración ministerial recogida por Reforma.

El testigo afirmó que el gobernador Duarte pidió hacer los desvíos desde recursos estatales para así poder evitar auditorías federales. Sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación halló irregularidades en los convenios firmados entre Hacienda federal y el Gobierno local. El auditor pidió subsanar las fallas en los oficios, pero estos no fueron corregidos.

El cerco sobre el PRI se ha estrechado este miércoles. El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, del PAN, informó esta tarde de que Gutiérrez ha sido capturado en un operativo conjunto realizado por la Policía Federal y estatal. El mandatario local ha logrado abrir por esta trama de corrupción procesos judiciales en contra de tres excolaboradores de César Duarte. El gobernador Corral afirmó que hasta este martes no existían “elementos que permitan confirmar la participación de funcionarios o exfuncionarios del PRI nacional”. “Eso no existe”, dijo el actual mandatario a un grupo de reporteros.

Las declaraciones de Corral han sido utilizadas por José Antonio Meade, el candidato del PRI a la presidencia, para restar peso a las acusaciones. “Se han venido haciendo los deslindes”, dijo este miércoles el aspirante presidencial antes de reproducir un vídeo en su teléfono móvil con las palabras de Corral. Sin embargo, la huida hacia adelante del candidato se hizo horas antes de que Gutiérrez fuera detenido por una orden de aprehensión otorgada por un juez. El candidato del PRI tendrá que dar nuevas explicaciones en lo que parece será una larga campaña rumbo al próximo verano.

Comentarios
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar