Deportes

Tony Romo pone fin a su carrera en la NFL

El mariscal de campo de los Dallas Cowboys, Tony Romo, pondrá fin a su carrera en el fútbol americano y se convertirá en analista de televisión, con los Cowboys planeando cortarlo este martes.

Romo despertó el interés de CBS, Fox y NBC y terminó aceptando la propuesta de CBS.

Sin embargo la decisión de retirarse del fútbol americano ya ha sido tomada. Su carrera como mariscal de campo de los Cowboys –y jugador de la NFL– terminará oficialmente este martes.

Se esperaba que Dallas designara a Romo como un corte posterior al 1° de junio, amortizando el golpe contra el tope salarial de los Cowboys esta temporada. En lugar de impactar con 24.7 millones de dólares en el 2017, Romo impactaría con 10.7 millones y 8.9 millones en el 2018. Los Cowboys ganarían 14 millones de espacio bajo el tope salarial, pero no estarían disponibles hasta el 2 de junio.

La decisión de Romo se debió a su salud, cumplirá 37 años de edad el 21 de abril, cree que su familia y su salud son primordiales en este momento de su vida. Estuvo limitado a jugar en cinco partidos las últimas dos temporadas debido a lesiones de clavícula y en la espalda, y sufrió una fractura por compresión en su espalda en agosto pasado que dejó el camino libre al novato Dak Prescott.

Ahora tendrá más tiempo para pasar con su familia al tiempo que mantiene los lazos con el deporte que ama. Romo pasó las últimas semanas ponderando su decisión.

Romo ya ha informado al dueño de los Cowboys, Jerry Jones, de su decisión de retirarse por ahora, indicaron las fuentes. Las cadenas de televisión que le han realizado ofertas también están al tanto.

Un ejecutivo de la NFL, sin embargo, señaló a ESPN a través de un mensaje de texto que “Romo ahora es el mariscal de campo de emergencia de todos los equipos en caso que el titular se lesione” y que esos equipos tendrían que “pagarle para salir del ‘retiro'”.

Su retiro también impactará a los equipos de la NFL, ya que se esperaba que Romo tuviera un mercado sólido. Pero con su transición a televisión, Romo ya no estará a consideración para los Houston Texans y Denver Broncos, a menos que inesperadamente escriba otro capítulo en su viaje en la NFL y vuelva de la cabina de transmisión al campo.

Los Texans habían sido considerados los principales contendientes por los servicios del líder de todos los tiempos de los Cowboys en yardas aéreas y touchdowns. Pero sin Romo, se espera que Tom Savage sea el mariscal de campo titular en Houston con el ex pasador de los Cowboys, Brandon Weeden, como su reserva.

En Denver, Trevor Siemian y Paxton Lynch competirán por la titularidad de los Broncos.

La transición de Romo a la televisión pondrá fin a una de las más grandes historias de un agente libre no reclutado en el draft en la historia de la NFL.

En el 2003, Romo rechazó un gran bono por firmar con los Broncos para unirse a los Cowboys procedente de Eastern Illinois. No lanzó un pase en temporada regular durante sus primeras tres campañas, pero Bill Parcells le dio una oportunidad en el sexto partido de la campaña del 2006 al medio tiempo contra los New York Giants.

Romo después impulsó a los Cowboys a los playoffs y mantuvo el puesto titular de los Cowboys hasta agosto pasado.

En su primera temporada completa como titular en el 2007, Romo lanzó para un récord de franquicia de 4,211 yardas –marca que superaría dos veces en su carrera– y un récord de franquicia de 36 pases de touchdown. Los Cowboys terminaron con el mejor récord en la NFC (13-3) pero perdieron en la Ronda Divisional de los playoffs.

Romo tiene un récord en su carrera de 78-49, pero nunca logró que los Cowboys llegaran más allá de la Ronda Divisional en cuatro apariciones en los playoffs. Sus 34,183 yardas aéras y 248 pases de anotación son la mayor cantidad en la historia del equipo.

Romo también tiene el récord del equipo de más partidos de 300 yardas (46), partidos con múltiples pases de touchdown (79) y partidos consecutivos con un pase de touchdown (38). En el 2012, estableció el récord del equipo con 4,903 yardas y el 6 de octubre del 2013, contra los Broncos, estableció un récord de franquicia al lanzar para 506 yardas. Tiene el récord de la NFL con un pase de touchdown en 41 partidos consecutivos como visitante.

En el 2013, las lesiones en la espalda comenzaron a frenar a Romo. Tuvo dos cirugías en la espalda. Sufrió fracturas en el 2014 pero sólo se perdió un juego, guiando a los Cowboys a un récord 12-4 y el título de la NFC Este. En el 2015, sufrió una fractura en la clavícula izquierda contra los Philadelphia Eagles y se perdió siete partidos. Se fracturó la clavícula de nuevo en su segundo partido tras volver y se perdió los últimos cinco juegos y los Cowboys tuvieron marca 1-11 sin él.

Tras someterse a una cirugía en la clavícula la primavera pasada, Romo dijo que su espalda se sentía lo más fuerte que había estado en años. Sin embargo, en la tercera jugada desde la línea de golpeo en un partido de pretemporada contra Seattle, fue derribado por Cliff Avril y sufrió una fractura por compresión en su espalda.

La ausencia de Romo permitió a Prescott, reclutado en la cuarta ronda del draft el año pasado, asumiera la titularidad. Luego de perder en la Semana 1, los Cowboys establecieron un récord de franquicia con 11 victorias consecutivas. Prescott terminó su temporada de novato con 23 pases de touchdown y sólo cuatro intercepciones y fue nombrado Novato Ofensivo del Año.

Decepcionado que no tendría la oportunidad de ganar el puesto de nuevo, Romo eliminó toda controversia con un comunicado respaldando a Prescott. Fue reserva por primera vez desde el 2006 y vio acción en sólo un partido, lanzando un pase de touchdown en su única serie en el último partido de la temporada del 2016 contra los Eagles.

Comentarios
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.

Artículos Relacionados

Close