Star Wars – The Last Jedi: La Primera Orden Contraataca

El novato director estadounidense Rian Johnson escribe y dirige el capítulo VIII de la saga de Star Wars. El cual tiene como productor a J.J. Abrams.

412

La Primera Orden, liderada por el malvado Snoke, se vuelve más fuerte a cada momento, y tiene contra las cuerdas a la Resistencia, comandada por la General Leia Organa (Carrie Fisher). Mientras tanto, el piloto Poe Dameron (Oscar Isaac), Finn (John Boyega), Rose (Kelly Marie Tran) y BB-8, llevan a cabo un arriesgado plan para infiltrarse en la base de la Primera Orden. Por otro lado, Rey (Daisy Ridley) trata de definir su futuro con la ayuda de un viejo Luke Skywalker (Mark Hamill).

“Star Wars: Los Últimos Jedi” (Star Wars: The Last Jedi, Estados Unidos, 2017) es el octavo capítulo de la saga sobre los Skywalkers. Está dirigido por el novato director estadounidense Rian Johnson, a quien antes del estreno de esta cinta le encomendaron la creación de la nueva trilogía de la franquicia. En cuanto al reparto, vuelven Daisy Ridley, John Boyega, Oscar Isaac y Adam Driver en los papeles de Rey, Finn, Poe y Kylo Ren, respectivamente. Además, cuenta con la participación de Mark Hamill –a quien sólo vimos unos segundos en la cinta anterior-, Laura Dern, Benicio del Toro y la última aparición en pantalla (se supone) de Carrie Fisher como nuestra princesa, ahora General, Leia Organa.

“Star Wars: The Last Jedi” es una película sumamente entretenida. A pesar de sus más de dos horas y media de duración el film te mantiene atento la mayoría del tiempo gracias a que todas las escenas de acción están muy bien logradas, son sumamente emocionantes y cuentan con maravillosos efectos especiales. La cinta constantemente está desarrollando alguna batalla intergaláctica o mostrándonos como los personajes llevan a cabo misiones cargadas de tensión. Esto hace que hasta los espectadores que no están tan familiarizados con el mundo de Star Wars pueden encontrar este film como un divertimento.

El problema es que el capítulo VIII de Star Wars es sólo eso: un divertimento. A pesar de lo entretenida que puede llegar a ser, estamos ante un guion que no tiene ni pies ni cabeza, donde todas las decisiones del guionista (que también es Rian Johnson) son sumamente arbitrarias, las cosas pasan porque sí, porque así pensó el escritor que sería entretenido, y lo es, pero no tienes razón de ser. Muchas de las situaciones son totalmente prescindibles y otras podrían pasar mucho antes si existiera un poco de lógica, pero si ésta imperara el conflicto de la cinta duraría no más de 20 minutos.

Además de una pésima narrativa nos encontramos con diálogos y personajes vacíos. Los diálogos de esta cinta no expresan nada, no hay más que un par de líneas en dos horas y media de película que valgan la pena. Lo peor es que dos de las mejores líneas de esta película fueron escritas por Carrie Fisher para su personaje de Leia, lo que demuestra que Johnson lo hace bien como director, pero como guionista es un fracaso.

En cuanto a los personajes, ninguno parece tener un arco de personaje, todos están en el mismo punto en el que los dejamos en el film pasado a pesar de todas sus vivencias. Lo peor es que al terminar esta cinta todos siguen igual, ninguno tiene un arco ni positivo ni negativo y mucho menos demuestran lo suficiente para justificar su actitud neutral, como sí lo hacía el personaje de Han Solo en la primera trilogía. Y de todos, el personaje más molesto es el de Luke Skywalker, ¡vamos! es nuestro héroe, uno de los héroes por excelencia en la historia del cine y aquí, a pesar de su madurez, parece no haber aprendido nada, ningún aprendizaje, es el mismo joven rebelde y berrinchudo al que se le complica el control de la fuerza que conocimos en aquel lejano capitulo IV.

La mayoría de las quejas con el episodio anterior de Star Wars era su enorme parecido con el episodio IV (Una Nueva Esperanza) y muchas personas temían que “Los Últimos Jedi” guardara cierto parecido con el episodio V (El Imperio Contraataca) ¿Y qué creen? Efectivamente estamos ante un film que en su narrativa es muy similar al episodio V. No quiero empezar a soltar spoilers, pero les puedo decir que aquí también tenemos al maestro Jedi entrenando a un aprendiz que parece tener una fuerza muy poderosa pero sin mucho autocontrol, enfrentamiento entre villano y héroe, un personaje que es el equivalente a Lando y un sinfín de elementos similares que rememoran a aquel episodio V, el cual sigue siendo el mejor de toda la saga.

Pero lo más molesto de todo es que, ahora sí, se ve la mano de Disney en toda la cinta. Desde esa necesidad por hacer todo políticamente correcto, mostrándonos un casino supuestamente de mala muerte pero que se ve sumamente infantil, hasta una escena en la que ciertos personajes hacen sentir mal a otro porque está a punto de devorar un pedazo de carne de otro animal, hasta un sinfín de personajes nuevos que no tiene razón de ser, sólo están ahí para vender muñequitos y seguir haciendo negocio a lo bruto.

“Star Wars: The Last Jedi” es una película con un buen ritmo y bastante entretenida, si va a buscar eso al cine créame que va a pasar un buen rato. Lamentablemente, el guion es terrible, sin pies ni cabeza, sumamente arbitrario, sin guardar alguna lógica con episodios anteriores, con personajes y diálogos vacíos y con, ahora sí, la mano de Disney a todo lo que da.

¡Vamos! Ni siquiera pudieron respetar los saltos en el tiempo entre un capitulo y otro, esa era la razón de ser de los créditos iniciales. Pero el episodio VIII inicia justo donde se quedó el VII.

Un servidor seguirá yendo a ver todo las cintas de Star Wars que Disney me quiera vender, al menos para mí siguen siendo un divertimento y una ventana a mi infancia. Dejando a un lado mi objetividad, disfruté esta cinta. Pero la nueva trilogía de Star Wars (no cuento a Rogue One porque esa sí es maravillosa) no tiene nada de Star Wars y eso es muy triste. Tal vez, debimos seguir los pasos de Quentin Tarantino cuando en 2012 dijo: “No me interesa la versión Disney de Star Wars”.

Comentarios
Reseña
No tiene nada del universo de Star Wars
Freddie Montes
Reseñas de películas de cinefilos para cinefilos