Nicolás Durán de la Sierra

Sobre la Ley de Protección Animal del Estado

A principios de la semana que concluye, la diputada Eugenia Solís, de la Comisión de Derechos Humanos de la XV Legislatura, presentó ante el pleno legislativo las reformas a la estatal Ley de Protección y Bienestar Animal, con lo que se dio un gran paso para pronto tener un nuevo marco legal que no sólo proteja a los animales, sino también abone a la mejoría de una sociedad como la nuestra que, con sus ejecutados diarios, es cada vez más cruel consigo misma.
Existe suficiente información científica que evidencia que las conductas patológicas de los adultos iniciaron en la infancia con alguna forma de crueldad hacia los animales, a veces por juego, por imitación –allí esta lo grave- y otras tantas por malicia, pero siempre en busca de atención. Cierta vez dijo Mahatma Gandhi, el prócer indio, que “la grandeza moral de un país se mide por cómo trata a sus animales” y por lo que se ve no hemos podido mostrar mucha grandeza.
La iniciativa tiene el aval de miles de firmas de todo el Estado y se debe en buena parte a la labor de “Por un Mejor Quintana Roo”, asociación que preside Flor Tapia Pastrana. Se prevé su pronta aprobación por la XV Legislatura, pese a los intereses de grupos que intentan confundir la crueldad animal que conllevan el toreo o las peleas de gallos con el alegato de que se trata de un asunto de tradiciones y no de lucro, La tortura y sacrificio de animales para la satisfacción de unos pocas cofradías no es arte, es crueldad.
En su amplia presentación ante el pleno, la diputada Eugenia Solís enfatizó la necesidad de concientizar a las nuevas generaciones, las que por desgracia están habituadas a la violencia, respecto de que el abuso a los animales o a otros seres desprotegidos, que es el escalón que sigue –recuérdese el abuso escolar- no es natural, sino actitud aprendida. Generar y proteger el bienestar de los animales equivale a proteger nuestro propio bienestar.
Para Radio Fórmula Quintana Roo, comentó para ustedes Nicolás Durán de la Sierra
Comentarios

Nicolás Durán de la Sierra

Originario de la Ciudad de México (1960) estudió periodismo en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con cursos externos de filosofía e Historia de la Literatura en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM Y de Economía en la Universidad Autónoma de Madrid, España.
Cerrar