Salud

Síndrome del intestino irritable (SII)

Logo Costamed

El SII afecta a un 10-20% de la población adulta. Es el diagnóstico más común que hacen los gastroenterólogos y es una de las diez razones más comunes de visita a un médico de primer contacto. El SII es el trastorno funcional digestivo más frecuente y afecta principalmente a mujeres (70% de los pacientes). El SII puede causar gran malestar, a veces de manera esporádica o continua, durante muchas décadas de la vida de un paciente y también puede tener un impacto significativo de manera negativa en la calidad de vida.

Los costos intangibles del SII son el sufrimiento humano y una disminución en la calidad de vida. Los pacientes del SII representan un 74% más de gastos en servicios médicos que los que no lo tienen. El SII afecta principalmente gente en edad productiva, entre 20 y 40 años. Para muchos pacientes, los síntomas ocurren con frecuencia y afectan considerablemente su bienestar emocional, físico y social. Casi tres-cuartos de los pacientes reportan síntomas más de una vez a la semana y la mitad reportan síntomas diariamente, que pueden ser intolerables y sin alivio. Las mujeres con SII reportaron 71% más cirugías que las mujeres sin SII. Pacientes con SII tienen más ausencias en el trabajo o en la escuela con más frecuencia que los pacientes que no lo tienen. En otro estudio, la calidad de vida de los pacientes con SII es significantemente menos que los pacientes con migrañas, asma o enfermedad por reflujo gastroesofágico. Para este estudio, la calidad de vida estuvo medida en varias áreas, incluyendo el funcionamiento físico, el dolor, la salud en general, vitalidad, el funcionamiento social, el funcionamiento emocional y la salud mental.

Solo alrededor de 25% de los pacientes con SII consultan con un médico para sus síntomas. De estos, solo un porcentaje pequeño visitan a un gastroenterólogo. Los pacientes que consultan con un médico de primer contacto generalmente tienen síntomas leves, además de habilidades efectivas para sobrellevar su enfermedad y apoyo social.

CAUSAS:

  1. Trastornos de la motilidad
  2. Enfermedades infecciosas no bien manejadas
  3. Repuesta al estrés: Un modelo reciente para la patogénesis del SII propone circuitos de estrés alterados en individuos predispuestos, que son desencadenantes por estrés externo que resultan en el desarrollo de síntomas a nivel intestinal

Complicaciones

Las complicaciones del SII son disminución en la calidad de vida, días no laborales y escolares, gastos en medicamentos y visitas médicas, problemas psicológicos como depresión y ansiedad. Es muy común que los pacientes con SII estén sometidos a procedimientos y cirugías innecesarios, y es responsabilidad del médico tratante evitar estas complicaciones. Las citas con pacientes, el seguimiento y mucha afirmación del médico están recomendados.

Tratamiento

Las opciones actuales para el tratamiento del SII son limitadas e incluyen modificación dietética, suplementos de fibra, agentes farmacológicos y en casos específicos, psicoterapia.

COMIDAS PARA USAR CON PRECAUCION

Cítricos y tomates (ácidos), productos de dieta sin azúcar o sin carbohidratos, alcohol, uvas, chocolate, brócoli y coliflor crudo, repollo (col), ensalada de repollo (col), lechuga, palomitas, lactosa y cafeína

COMIDAS PARA EVITAR

Fibra cruda (residuo)- cascara de berenjena, pimientos, cascara de pepino, semillas grandes, nueces, cascara de papa, grasas, comidas fritas, bebidas carbonatadas (refrescos), jarabe de maíz de alta fructosa, Snapple, Gatorade, ajo, cebolla, endulzantes artificiales, refresco de dieta, chicle y dulces sin azúcar

CONSEJO

  • Masticar bien la comida, comer despacio, comer porciones pequeñas (6 veces al día), tomar líquidos entre las comidas, no usar popote
  • Tomar vitaminas masticables
  • Brócoli y coliflor son mejor tolerados en sopa de crema
  • Comer lechugas de baby leaf o de hoja roja, en pequeñas cantidades
  • Comer piezas pequeñas de zanahorias, apio o calabacín cocidos con arroz o pasta

Debe de hacer una cita con un especialista en el área si ya ha visitado a su médico de primer contacto pero sigue con molestias, o si ha tenido dolor abdominal recurrente por al menos 3 días al mes en los últimos 3 meses que esté asociado con 2 o más de las siguientes características:

  • Que mejoren los síntomas tras la defecación
  • Comienzo de dolor asociado con un cambio en la frecuencia de heces
  • Comienzo de dolor asociado con un cambio en la forma (apariencia) de las heces
  • Edad > 50 años
  • Síntomas por un periodo de tiempo corto
  • Pérdida de peso documentado
  • Síntomas nocturnos
  • Sexo masculino
  • Historia familiar de cáncer de colón
  • Anemia
  • Sangrado rectal
  • Sintomatología relacionada al uso reciente de antibióticos

Una visita al especialista asegurará que la enfermedad pueda estar mejor monitorizada. Se realizarán los laboratorios y pruebas de imagenología, así como una colonoscopía de rutina, el cual es el procedimiento adecuado para recibir un diagnóstico específico y eventualmente el tratamiento correcto.

1399560881033_1

Comentarios
Etiquetas

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Cerrar