Apuntes de la Semana

Simplemente, por dejar que otros lo hagan

El pasado 6 de abril en el país dio inicio la etapa de campaña para la elección de diputado federal, tristemente las elecciones intermedias suelen venir acompañadas de un gran mal de la sociedad “el abstencionismo”.

La visión de la ciudadanía es demasiado corta en el momento de participar en el ejercicio al voto, olvidamos que México es una republica democrática (aunque a veces nuestra realidad se distorsiona) y que el votante tiene el derecho de elegir a sus representantes.

Los puestos del Congreso tienen un valor que menospreciamos, no pasa por nuestra mente que en las Cámaras se proponen y se elaboran las leyes que nos rigen, se asignan los presupuestos de ingresos y de egresos, es un órgano con facultades de fiscalización de las cuentas públicas y lo más trascendente es un contrapeso para las decisiones del poder Ejecutivo, es decir, la importancia del Congreso es tal que no puede disminuirse su jerarquía. 

Como sociedad tenemos que hacer valido el derecho de la información, conocer quien se postula para los puestos de Diputado, porque son el mecanismo donde se escuchan nuestras necesidades ante la Federación.

Si tan solo el domingo nos quedamos en casa a ver el futbol, o a ir a la playa o a dormir, dejamos que ciertas personas puedan seguir maquilando sus intereses institucionales (quizás debí escribir personales) y dejamos a un lado nuestra responsabilidad para que otros hagan y deshagan lo que se les ocurra.

Si mi estimado lector si Usted se queja se adelante una hora el reloj, que los impuestos son altos, que el costo de las campañas es elevadísimo, que nadie hace nada a ciertos funcionarios públicos por el manejo de recursos públicos (en Cozumel hasta con los recursos naturales), pues para contrarrestar  esas acciones la ciudadanía tiene que hacer algo simple votar pero el resultado es que no vota. 

Bueno, Usted me puede alegar que no encuentra algún candidato ideal, entonces no queda otra que promover como pueblo a personas que si tenga un compromiso por su país o porque Usted lector no se anima a participar a la contienda, la verdad es lo que se necesita, que el ciudadano tome las riendas de lo que sucede en su entorno.

En conclusión, las campañas inician, tenemos dos opciones: tomar el rol de ciudadano para informarnos y votar para la mejor opción (o porque no participar activamente por una mejor sociedad) o simplemente criticar, mostrar decidía  para no hacer nada por muestra comunidad y dejar que el destino del país sea incierto, simplemente por dejar que otros lo hagan.  

[su_divider top=”no” divider_color=”#b4b4b4″ size=”2″ margin=”0″]kl[/su_divider]
Comentarios
Etiquetas

Iván Amir Espadas Novelo

Cozumeleño, Licenciado en Contaduría y Pasante de Maestría en Administración Tributaria por parte de la Universidad Autónoma de Yucatán. Actualmente docente en la Universidad Interamericana para el Desarrollo Sede Cozumel
Cerrar