Se les fue el tren

120

Por/Nicolás Lizama

El pasado sismo terminó de derrumbar estrepitosamente el endeble muro tras el cual se resguardaba lo que le quedaba de credibilidad a los políticos.

Estos son tiempos en los que la sociedad civil ha confinado a esos personajes en un rincón en donde hagan menos daño.

“Todo va bien, hasta que irrumpe un político en escena”, es la impresión que la gente lleva tatuada en la conciencia.

Y por eso los corren sin contemplación alguna cuando, oportunistas, irrumpen en la escena del desastre.

¿Alguien hace caso de los mensajes del Presidente luego de la desgracia?

¿Alguien los escucha pensando que son de vital importancia?

¿Alguien con tres dedos de frente y con cierto raciocinio le cree?

¿Han visto cómo a golpe de mentadas han corrido a varios políticos que se presentaron en los sitios del derrumbe?

¿Han visto como a fuerzas -“a huevo”, dice el ocurrente de mi vecino- los dirigentes de los partidos políticos comenzaron a pensar seriamente en donar parte del dinero que les aporta el INE?

Por cierto, en ese tenor, el “generoso” Burrostóteles, el presidente de la gran Comisión de la actual legislatura sancaralampiña, y sus huestes, se han conmovido y donaron la “extraordinaria” cantidad de 500 mil pesos a la causa.

Seguramente pasarán apuros para surtir la alacena esta quincena -pobrecillos- ya que fueron algo así como 20 mil pesos que aportó cada diputado.

Queda la sensación de que los políticos dejaron pasar una gran oportunidad para reivindicarse.

Al contrario, los que agigantaron su prestigio, fueron los voluntarios y los perros.

Comentarios
Todo Incluido
Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.