Raúl Caraveo Toledo

¿Quién ganó el Segundo Debate?

Para cada uno de los simpatizantes de cada candidato ganó el suyo obviamente.

Sentenciar quién ganó o quién perdió el debate es un ejercicio ocioso, las mesas de análisis en televisión con representantes de cada uno de los candidatos es un ejercicio estéril, es una trampa engaña bobos, que si los hay cada día son menos.

Para cada uno de los simpatizantes de cada candidato ganó el suyo obviamente. El verdadero resultado y efecto entonces del debate se da al cabo de 5 a 7 días en los resultados de todas las encuestas serias y en los promedios de estas, en ese sentido Bloomberg y Oráculus tienen la palabra.

Lo interesante que me gustaría resaltar es lo anecdótico previo al segundo debate, a manera de resumen:

Previo al debate un genio de la publicidad Carlos Alazraki junto con Javier Lozano, ambos del equipo de Meade difundieron por el tuit de Lozano un video en el cual un adulto mayor va a conducir un auto moderno y su hija –al parecer- le insiste en lo hacerlo por la edad, el conductor es de cabello blanco, con corte de cabello como AMLO y con un acento tabasqueño, -ya saben- la insistencia es en el sentido que no puede o debe manejar un anciano asi, menos el país, véalo aquí: https://aristeguinoticias.com/2105/mexico/sigue-spot-contra-amlo-borrado-por-lozano-ahora-lo-pautan-en-youtube/ el autor –ahora se sabe- es Alazraki quien entra en esta avanzada etapa de las campañas a apuntalar lo que nadie ha podido, luego de René Juárez, con los viejos estilos priistas de crear una sensación de violencia y menosprecio a determinado grupo social representado por el candidato.

La respuesta no se hizo esperar y al siguiente día Javier Lozano lo “bajó” y se disculpó. Otro error. Antes Alazraki, en la búsqueda de chamba escribió el día 19 de abril de 2018 un artículo en El Universal titulado Carta dirigida a Morena (el nuevo PRI) donde resalta el “qué asco” de toda su argumentación, como siempre. En ese mismo período el ilustre publicista mencionó públicamente que en las campañas a José Antonio Meade le faltaban más huevitos para hablar (Sic.), para su campaña. Con esas tres cartas de presentación pues fue contratado por el equipo de Meade.

Javier Lozano y Carlos Alazraki son una mancuerna que en este ciclo envenenan y actúan nocivamente para cualquier candidato, ni cuenta se dan.

En la semana previa al segundo debate también se difundió de manera muy bien coordinada por medios nacionales oficialistas, la versión de enfermedad cardiovascular y de columna de Andrés Manuel López Obrador. El entramado bien organizado lo efectuaron; Francisco Garfias de Excélsior, Fernanda Familiar de Grupo Imagen, Raymundo Riva Palacio, Pablo Hiriart y Marco Levario; una serie de elucubraciones, que el médico cubano de Miami, los problemas de columna, el costo, en fin, con apoyo de videos de 2009, quisieron lograr un gran montaje. Federico Arreola se los desmantelo. Otro error.

López Obrador asiste a tres o cuatro eventos multitudinarios diario, habla en público normalmente una hora con quince minutos en cada evento, viaja en camionetas y aviones por los casi 2500 municipios del país. El desempeño físico de esa actividad no lo tiene ningún otro candidato.

Ambos casos se derrumban en virtud de sus autores por su misma desesperación, el video del conductor anciano sigue en las redes y algún periodista como Ciro Gómez Leyva lo comenta, critica a sus incómodos críticos, pero omite decir que su gestor Javier Lozano lo bajó y ofreció disculpas, eso no lo menciona en televisión nacional.

Ambos ataques son en función de la edad, la salud; no hay más.

Para el candidato en segundo sitio Ricardo Anaya previo al debate se le dedica la portada a él y su esposa por la inexplicable existencia de 28 millones de pesos –no declarados- en cuenta de su esposa; por otra parte se destaca su muy cercana vinculación a proceso legal en España por la triangulación de recursos y lavado de dinero en la que se encuentra envuelto.

José Antonio Meade el más atrasado, el tercero en la carrera, ha dejado de ser tema. Solo si logra que Margarita Zavala lo apuntale, y más tarde Jaime Rodríguez Calderón El Bronco y quizá si San Juan Diego lo cobija, una vez que algún juicio internacional español descalifique por completo a Ricardo Anaya; entonces si podría estar en condiciones de competir. Hoy está fuera de la competencia con sus ilustres publicistas y periodistas a destajo.

Con la intención de una modesta opinión para favorecer la competitividad de las campañas, solo eso, le informo a José Meade que con esos publicistas y periodistas; Ciro Gómez, Pablo Hiriart, Carlos Alazraki, Marco Levario, Fernanda Familiar, en fin, con esos señores solo va a llegar al cuarto sitio de la contienda.

 

@raulcaraveo

Comentarios
Etiquetas

Raúl Caraveo Toledo

Raúl Caraveo Toledo es licenciado en ciencia política por la UAM, ex catedrático de las Facultades de Psicología y de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, ha sido analista de estudios económicos de PEMEX y Consejero electoral del IFE-INE de Quintana Roo de 2005 a 2015, ex asesor de la XIII legislatura de Quintana Roo, Conalep Quintana Roo, escribe para www.sdpnoticias.com www.gobernantes.com www.revistadigitalqr.com.mx www.todoincluidolarevista.com www.tmj.mx www.laprensaus.com www.eldianewschicago.com
Cerrar