Psicología

Principios vs Palabrería

Si alguna vez te encuentras con situaciones de este tipo déjate guiar por lo que ves, no por lo que dicen

Durante la vida seguramente te has encontrado con personas que predican unos principios y valores que ellos mismos no se saben aplicar, pero no te preocupes, porque la vida pone todo en su lugar, y  tarde o temprano todo sale a la luz.

Personas con palabrería

Son las personas que necesitan encantar para ser admirados, utilizando la palabra como técnica eficiente y eficaz.

¿Te ha pasado alguna vez que has salido encantada de una cita y con los días te has decepcionado?

Puede ser que en tu cita te lo pasarás bien compartieras vivencias, rieras etc., pero lo que más te deslumbró de toda la noche fue los principios que te demostró tener, te gustaron tanto que pensaste que aquella persona no sería capaz de fallarte, que tus valores y los suyos eran los mismos.

Pero el día menos pensando te das cuenta que todo lo que te dijo no era cierto, que su actuación no tenía nada que ver con la persona que conociste aquel día. Incluso puede ser que te lo creyeras tanto, que tú misma te pusieras excusas de su comportamiento, pensando que había un motivo que justificara esa conducta.

Si alguna vez te encuentras con situaciones de este tipo déjate guiar por lo que ves, no por lo que dicen, tener palabrería es relativamente fácil, podemos tenerla todos, pero lo que no tiene todo el mundo son PRINCIPIOS, así que fíjate en los ACTOS que son lo que marcarán la diferencia entre unas personas y otras.

Si tú eres capaz de actuar con tu propia manera de ser, nunca podrás fallarte cosa que a la vez hará que adquieras seguridad contigo, ya que si tú eres capaz de fallarte cómo vas a pensar que otra persona no tendría por qué hacer lo mismo contigo.

Se sabe que es contraproducente predicar aquello que no se piensa, ya que ello tan sólo produce desconfianza hacia uno mismo y hacia los demás.

¿Qué necesidad hay de hacerlo?

Puede ser que la persona que tiene palabrería esté más vacía de lo que parece, quizás los engaños sean faltas de coraje disfrazadas con sus mejores trajes, o tal vez sea tan sólo un recurso que sirve para adornar una cierta inseguridad.

“A veces lo parecido a la realidad es pura coincidencia”

Katia Guzmán
Psicóloga, coach personal
Escritora del libro Si quiero, casarme conmigo

www.katiaguzman.com

Comentarios
Etiquetas

Katia Guzmán

Katia Guzmán estudió y finalizó sus estudios de profesora en la universidad de las Islas Baleares. Al poco tiempo se graduó como psicóloga, itinerario clínico, en la Universidad abierta de Cataluña, para llevar a cabo su vocación de ayudar a las demás personas. Realizó varios másteres y postgrados universitarios entre ellos el de coaching personal, programación neurolingüística (PNL), psicología clínica infantil y juvenil. Especialista en técnicas de reprogramación neurolingüística y reestructuración de creencias cognitivas. Actualmente combina su carrera de psicología con su vocación como escritora para poder instruir y ayudar a través de la escritura. Autora del libro “Sí quiero, casarme conmigo”.
Cerrar