Espectáculos

Paco Stanley: Teoría de su muerte y sus nexos con el narco

Paco Stanley, uno de los conductores más carismáticos de la televisión mexicana quien a lo largo de su carrera se convirtió en un auténtico personaje popular tuvo una de las muertes que más han conmocionado a nuestro país, principalmente por la serie de secretos alrededor de su muerte, mismo que han guardado celosamente.

La muerte de Paco Stanley es una sórdida historia que reveló aspectos que muchos hubieran preferido mantener secreto; un crimen violento que extinguió la vida de una estrella y que también evidenció la ruindad oculta de la que es capaz la industria del entretenimiento.

Durante las investigaciones, detuvieron a tres personas, dos de ellas colaboradores del conductor, a quienes se les acusó de participar en el homicidio.

Uno de ellos fue su compañero, también cómico y conductor Mario Bezares. Algunas fuentes han comentado que el móvil del crimen fue su presunta asociación al cártel de los Carrillo Fuentes.

Tras trabajar más de veinticinco años en Televisa, se cambió a la empresa contraria para conducir el programa ‘Una tras otra’, que se transmitía de lunes a viernes, salía del trabajo y paso a comer sus tacos al pastor y unas cervezas.

Stanley salió del lugar con uno de sus compañeros, se subieron a la camioneta Lincoln Navigator modelo 97 que conducía Paco.

Mario Bezares, mejor conocido como ‘Mayito’, se quedó en el baño y Paola Durante, en la mesa. Minutos después, un hombre vestido de traje se acercó al vehículo y disparó con una ametralladora una ráfaga de 36 impactos.

Jorge Francisco Alfonso Stanley Albaitero, nació en la colonia Roma del Distrito Federal el 3 de julio de 1942. Pese a sus apellidos elegantes, era de clase media y desde niño tuvo que trabajar para ayudar en casa.

El principal ingrediente del éxito de Paco, era el humor basado en poner en ridículo a quien se le pusiera enfrente: público que invariablemente entraba en éxtasis, humillaciones a sus comparsas o patiños (Como Mayito, Benito Castro y anexas) e incluso el artista invitado tampoco se salvaba de su sarcasmo rebosante de carisma.

Pese a que siempre hacía las mismas bromas, en cada emisión, los mensajes del público se leían por montones.

Paco Stanley era un negocio redondo. La publicidad en sus programas era abundante; sus discos de poemas se vendían por millares, e Incluso, el tema del ‘Gallinazo’, hacía de las delicias de chicos y grandes en fiestas infantiles y antros.

Paco era un gigante de la industria del entretenimiento pero poco saben su lado oscuro.

Medios de comunicación, compañeros del conductor y público en general estaban consternados ante un hecho tan trágico pero efectivamente, Paco estaba vinculado con el narcotráfico.

El 8 de junio de 1999, al día siguiente del asesinato, el respetado periodista mexicano, Jesús Blancornelas escribió en su columna: ” Luis Alberto ‘El Bolas’ Salazar Vega disparó y mató a Paco Stanley.

El motivo: Stanley estaba asociado al cártel de los Carrillo Fuentes – siendo Amado Carrillo el ‘Señor de los Cielos’-. En los últimos años, el conductor se convirtió en estorbo para los Arellano Félix, quienes tenían dominada la plaza en el DF. Tuvieron el tiempo necesario para seguir a Stanley, conocer la rutina de sus recorridos, escoger el lugar más adecuado y ejecutarlo”.

La teoría de que Paco Stanley consumía o vendía drogas y la sospecha de Bezares como uno de los responsables del asesinato se fortaleció aún más cuando se empezó a reproducir en programas un video, en el que se ve cómo durante una emisión en vivo, mientras Bezares bailaba su célebre ‘ Gallinazo’, se le cae una bolsa trasparente con un polvo blanco. Bezares se la entrega discreta y nerviosamente a Stanley.

A las pocas semanas del asesinato se incriminó como autores intelectuales del asesinato a dos de los colaboradores en el programa del actor: Mario Bezares y la edecán Paola Durante.

La Procuraduría General de Justicia (PGJDF) basó sus acusaciones en las declaraciones hechas por el entonces cocinero del narcotraficante Luis Ignacio Amezcua (presunto líder del cártel de Colima), Luis Valencia; quien aseguró que Amezcua se reunió con Mario Bezares y Paola Durante para planear el asesinato.

En el boletín de prensa de la PGJDF con fecha 27 de agosto de 1999 se establece que existía una estrecha relación de Amado Carillo ‘El señor de los cielos’ y Paco Stanley, incluso lo recibía en sus oficinas ubicadas en la colonia Roma.

Se dijo que Paco era el principal proveedor de cocaína al menudeo en el medio artístico, en Televisa y TV Azteca.

Ya había sido amenazado, se supo: durante un asalto en noviembre de 1998 en el restaurante Las gaoneras, Paco recibió la primera amenaza de muerte al ser despojado de su costoso reloj Patek-Phillippe, el delincuente que lo tenía encañonado le informó que había sido enviado por Luis Ignacio Amezcua a darle un mensaje: o pagaba una deuda o lo mataban.

De acuerdo con Univisión, apenas cinco días después del homicidio, Bezares y Paola Durante fueron señalados como sospechosos por la PGJDF, que basó sus acusaciones en el testimonio de Valencia, quien dijo que escuchó a Amezcua ordenarle a Erasmo Pérez Garnica, alias ‘El Cholo’ (un transeúnte a quien se acusó como el autor material, y resultó inocente del todo) que asesinara a Stanley “porque le debía mucho dinero” y que, con argucias sexuales, Paola Durante actuó como enlace entre ellos.

La PGJDF mencionó que Bezares, movido por el rencor, entró al complot y se retrasó de manera intencional en el baño de la taquería, para dar tiempo a que los pistoleros cumplieran con su cometido.

Comentarios
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.

Artículos Relacionados