Deportes

Pachuca consigue su pasaporte al Mundial de Clubes

Para Pachuca ganar un título debe traer consigo un sufrimiento. Los tuzos la pasaron mal para ganar su quinto título de la Concachampions frente a los Tigres 1-0. Tuvieron que estar replegados durante gran parte del juego para encontrar la grieta del error felino, una estrategia arriesgada en la que confiaban en la capacidad de resolución de Hirving Lozano o de Franco Jara. Y les funcionó.

La primera etapa del juego se basó en un planteamiento de excesivo respeto por ambos conjuntos. Ninguno avasalló con su posesión ni intentos al arco rival. Por Tigres apareció ese André-Pierre Gignac que en dos ocasiones buscó el gol con tiros de fantasía. La falta de puntería y el larguero se lo negaron.

Durante el primer lapso Hirving Lozano fue el costal de golpes preferido por los de Tigres. Desde su banda izquierda fue el blanco preferido para las barridas a destiempo y de los pisotones. Esa fue su ventaja para que el capitán de Tigres, Juninho, cortara uno de sus avances y se ganara la tarjeta amarilla.

Nahuel Guzmán, el meta argentino, sacó dos goles de Pachuca que tenían como punto de llegada la portería. En el fin del primer tiempo Lozano centró hacia el área para Franco Jara y este lo canjeó por un remate con la frente que Guzmán sacó con los guantes. La jugada siguiente, desde el córner, también la evitó al taparle el disparo al central de los tuzos Omar González.

Ricardo Ferretti no esperó más. Mandó a dos jugadores con más oficio al ataque: Luis Advíncula y Eduardo Vargas. Aunque ni ellos pudieron superar la barrera defensiva del Pachuca del estadounidense Omar González y del colombiano Óscar Murillo. Los balones volvían a llegar a los pies de Lozano para una carrera que se tradujera en un gol, pero lo que conseguía eran más puntapiés. Eso provocó que el medio argentino Guido Pizarro coleccionara dos tarjetas amarillas para luego irse expulsado.

Eso condicionó el juego. Los de Diego Alonso mantuvieron su mantra de esperar el fallo ajeno para encontrar la suya. Fue al minuto 83. Lozano le pegó de fuera del área y Guzmán atajó, aunque el balón se le alejó y Franco Jara emergió para mandar el balón al fondo de la línea. Tras el gol, el entrenador de los albiazules blindó la defensa con otro central más, Stefan Medina y le dio algunos minutos a un chico de 17 años, Francisco Figueroa. La copa ya era suya. El club ha ganado cinco veces el certamen.

En una jugada polémica, Gignac recibió un pase a un costado del portero local, tomó el balón e hizo un gol que terminó invalidado por fuera de lugar. Los felinos no tuvieron tiempo para reclamar, la Concachampions se les volvió a escapar por segundo año consecutivo. Los de Pachuca prepararán las maletas para viajar a los Emiratos Árabes para jugar el Mundialito de Clubes. Ellos están acostumbrados a ganar sus títulos en la recta final de los partidos.

Comentarios
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.
Close