No te metas con Borge

Por German Gallegos Cruz

104

Atento recado a mi padrino

Difícilmente puedo desdeñar un consejo de mi padrino, pero esta vez me hizo enojar con las sugerencias de espanto que me propuso. Empezó diciendo que esta muy pendiente de las “pendejadas” que escribo. Y que doy la impresión, que le estoy rascando los güevos” (textual) al tigre.

Me pidió amablemente que le invitara un café regular, que se tomo sin prisas y sin azúcar, para empezar la sesión de terapia “intensiva” con el ahijado que mas aprecia—según sus palabras. Oye ahijado, ¿no crees que ya debes dejar de “chingar” al gordo de Borge? ¿En que momento he dicho una mentira de El?—pregunte—El problema que te desajustan las emociones,  es que no sabes oir. Tu soberbia te hace pensar que eres el propietario de la razón y debo recordarte que estas equivocado—reprochó con enojo— Mira, hay temas muy espinosos en la politica, que debes tratar con mucha cautela.

Desde Yucatan estamos enterados de todo lo que sucede en Quintana Roo. Ustedes han padecido gobernantes “mañosos” que abusan sin piedad del “pendejismo”, y la enajenación ciudadana. Este estado como tu sabes, esta habitado mayoritariamente por repobladores que llegaron de todas partes de Mexico y del mundo y, que no acaban de echar raíces en esta tierra.

Ahí esta la explicación el porque no se enteran a que horas los gobernantes  se roban lo que quieren. Ustedes están mas que distraídos haciendo negocios y dinero.   Luego así, a nadie le importa si el gobernador cumple con el mandato como  exige la ley.  A nadie le importa que desaparezcan el dinero de obra publica y programas sociales?. ¿Quien se ocupa si en los hospitales públicos y centros de salud hay medicamentos y servicio adecuado para los enfermos?. ¿Quien le reprochó a los diputados de legislaturas pasadas su disposición de aprobar todos los prestamos que solicito el ejecutivo y presidentes municipales, en franca complicidad con ellos, que a la postre endeudaron al estado de manera criminal?. A toro pasado todos todo mundo habla y reclama.

Ahora, reprochan, gritan y ofenden al ex gobernador ladrón en plena desgracia—volvió a reprochar mi padrino—Hizo una pausa para darle un sorbo a su café. Y pensé, que mi padrino no conoció a Roberto Borge como gobernador. Esperaré el momento adecuado para decirle que su análisis tiene verdades a medias. ¿Quien carajo podía contradecir a Borge cuando tenia el poder? Mi padrino me estaba intolerando, pero nunca podría faltarle el respeto, puesto que a el le debo la poca cordura que tengo. Como brincado del burro al gallo,  pregunto como me sentía.

Muy bien—conteste—¿No tienes miedo que un matón de Borge te rompa la madre? Nunca lo he ofendido deliberadamente—respondí— Pero no te olvides que es un cabrón rencoroso y que tiene dinero de sobra para joder a quienes le colmen el plato. Ademas en el ejercicio del poder, El, como sus antecesores, se relacionaron con gente de negros antecedentes,(salvo, quizá dos) que son capaces de eliminar adversarios, por “quitame estas pajas”. Te advierto, que no es por tomarme un miserable café contigo  vine a Tulum. Me preocupa que Borge y su pandilla de facinerosos, te puedan afectar. Espero que no escribas nada de lo que hablamos. No te imaginas la congoja que me da, cuando tocas con tus comentarios, a estos mafiosos del poder, porque no son otra cosa; son mafiosos, que solo les importa mantener el falso nivel de monarcas de “pacotilla”—concluyo—.

Era el turno, para dar mis razones. Haciendo una reverencia de respeto, le dije: Muchas gracias padrino, pero quiero que escuches lo que pienso. En primer lugar no busco inspiración en  las víceras, jamas, desde que me he dado a la tarea de compartir mis opiniones, he usado la calumnia, la denostacion, ni los adjetivos hirientes. Solo hago observaciones que podrían generar un poco de conciencia en quienes me leen, que no son tantos como yo quisiera. Creo que este es un ejercicio noble, sin mala intención, que seguiré haciendo no obstante a tus advertencias.

Si alguien se siente muy ofendido, lo siento mucho, pero precisamente por nuestro silencio, se ha acrecentado el abuso de los gobernantes. No podemos callar ante tanta maldad. Cuando las bandas criminales se pasean y delinquen impunemente contra la sociedad inerme, da pie a pensar en la probable complicidad de las propias autoridades. Mucha gente piensa en esa posibilidad.

Mi padrino volteo la pagina, pero yo, me quede con  una sutil sospecha por su extraña sugerencia. No sera que lo mando alguien que simpatiza con Roberto Borge, para aplacar mis agrios comentarios? A pesar de mi gran admiración y respeto por El, nadie me quita de la cabeza que que hay (gato encerrado) en su petición. Por lo pronto y, quizá por esta vez, no atenderé lo que vino a pedirme  Hay mucho que decir de Quintana Roo, que ha sido devastado por una horda de rufianes, que se mofan de nuestros débiles reclamos. Ojala y los gobernantes en turno, vea a la distancia, que suerte les depara el destino, si no eliminan la tentación de robarle al pueblo.

El pensamiento del dia: Debe ser muy grande el placer que proporciona el gobernar, puesto que son tantos los que aspiran a hacerlo—VOLTAIRE.

Comentarios