Nacional

MORENA; el partido que da asilo a cualquier político

El partido político Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocido como MORENA, en los últimos meses se ha caracterizado por abrirle la puerta a todo aquel político, simpatizante y personalidad de la farándula que guste anexarse a sus filas, sin importar su procedencia ni su reputación ante los millones de militantes externos al medio que compaginan con sus propuestas.   

En el mes de mayo del año pasado, luego de más de 30 años de militancia en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el diputado federal, Alejandro Armenta, anunció públicamente su salida del tricolor, reiterando su intención de formar parte de las filas MORENA. El ahora ex priista aseguró en una entrevista que su decisión fue tomada debido a la “colusión política” ocasionada por el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido, Enrique Ochoa Reza: “Sobre su adhesión al partido a cargo de Andrés Manuel López Obrador, el diputado federal negó que tenga la intención de buscar una candidatura, “no busco chamba, no busco dónde colocarme, tengo causas”” (Políticomx, 22/V/17).

En el mes de julio del año pasado, Rey Morales, ahora ex integrante del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el estado de Oaxaca, anunció públicamente en una conferencia de prensa su renuncia al partido político para integrarse a las filas de MORENA, luego de más de 25 años de militancia en el mismo. Asimismo, aseguró que 45 mil afiliados al PRD renunciarían de la misma manera, con la intención de brindar apoyo al nuevo partido en las próximas elecciones presidenciales: “Con esto estamos sentenciando la derrota del PRD en Oaxaca, que no les quede la menor duda; en Oaxaca el PRD será un partido qué tal vez tienda a desaparecer” (Excélsior, 25/VII/17).

En el mes de noviembre del año pasado, la organización “Foro Nuevo Sol” perteneciente al Partido de la Revolución Democrática, con sede en la delegación Iztacalco en la Ciudad de México, dejó de operar luego de que 200 simpatizantes renunciaron al mismo para posteriormente afiliarse a MORENA. Luis Barba Rubio, quien representó a la ahora extinta organización, aseguró que uno de los principales motivos por el cual decidió renunciar al partido junto con los demás militantes fue la intención por parte de éste de aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN) en las próximas elecciones para Jefe de Gobierno.  

En el mes de diciembre del año pasado, Fernando Mayans, ex vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática, hizo pública su renuncia al partido para sumarse a las filas de MORENA. En un anunció que publicó en su cuenta de Twitter, el también legislador por el estado de Tabasco reafirmó la amistad que tiene con López Obrador, además de que recalcó que pese a las “agendas cómodas y seguras” que el PRD le ofreció para quedarse, tomó tal decisión porque en MORENA se le “garantiza un ambiente democrático y comprometido con las verdaderas causas”. Al respecto, AMLO le dio la bienvenida al partido formalmente.

De la misma forma, en el mes de diciembre del año pasado, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES), oficializaron de manera pública su coalición con MORENA en el próximo proceso electoral de este año. La firma del acuerdo “Juntos haremos historia” por parte de sus líderes; Alberto Anaya (PT) y Hugo Eric Flores (PES), fue agradecida por el propio Andrés Manuel, recordando el compromiso que han tenido con él desde el año 2006, cuando contendió por primera vez como candidato a la Presidencia de la República, en ese entonces representando al PRD.

En el mes que transcurre actualmente, el ex secretario general del PRD en la Ciudad de México, Enrique Vargas Anaya, hizo pública su renuncia como militante de ese partido, reiterando su apoyo a las candidaturas de MORENA a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, en representación de Claudia Sheinbaum, y a la Presidencia de la República, en representación del tres veces candidato tabasqueño: “Argumentó que él es un político de izquierda y debido a que el PRD, al hacer alianza con el Partido Acción Nacional (PAN), se sumó a las filas del neoliberalismo, contradice su lucha social, por lo que apoyará a los candidatos de Morena” (LaSillaRota, 07/I/18).

De la misma manera, en el mes que transcurre actualmente, un grupo de ocho mujeres ex representantes del Partido de la Revolución Democrática de diferentes estados de la república, anunciaron de manera oficial su renuncia a la institución, reiterando su apoyo total a Obrador y a Sheinbaum respectivamente: “Acusaron que el PRD perdió el rumbo al aliarse con el Partido Acción Nacional (PAN) y consideraron como un “deber ético” renunciar a esta fuerza política y no apoyar a sus candidatos en los próximos comicios” (LaJornada, 14/l/18).

Y así la lista continúa, con personalidades que ya han declinado a favor del ex perredista, tales como: Karina Barón, Enrique Cárdenas Sánchez, Eugenio Montiel Amoroso, Alberto Martínez Urincho, Javier García Chávez, Olga Sánchez Cordero, Teresita Calzada Rovirosa, Ifigenia Martínez, René Carrera García, René Bejarano, Gerónimo Ojeda Anguiano, Leticia Carrera Hernández, Dolores Padierna Luna, Carlos Hernández Mirón, Raúl Morón, Omar Fierro, Sergio Mayer, Antonio Barceló Garza, María Rojo, Jesús Valencia, Tania Arguijo Herrera, Alberto Mazón, Gabriel Tláloc Cantú, Alfonso Romo, Bertha Luján, Damián Alcázar, y los que faltan.

Lo cierto es que con los antecedentes que algunas de estas personalidades tienen, resulta lógico suponer que su reciente adhesión de muchas de éstas al partido liderado por Obrador no sea por causas nobles, exceptuando algunos casos, por supuesto. Aunado a esto, considero muy importante mencionar que, desde mi muy particular punto de vista, la estrategia que está llevando a cabo el tabasqueño resulta riesgosa y un tanto contradictoria, tanto por la corrupción a la que ahora es propensa la institución, como por los ideales que su líder ha defendido a lo largo de los años; austeridad, honestidad y bienestar, que si bien ya son difíciles de alcanzar, pueden resultar casi imposibles si comienza el vandalismo de oportunistas que lo único que buscan es un beneficio propio a costa de la confianza de millones de ciudadanos. Habrá que esperar lo que suceda antes de las elecciones federales, esperando que Andrés Manuel no resulte chamaqueado al más puro estilo del “niño verde”, que ante la confianza que alguna vez obtuvo por sus propuestas, terminó claudicando en la tentación del despilfarro que el poder ofrece cuando se corrompen los ideales.   

 

Gracias por su lectura.

Twitter: @erosuamero

Facebook: Eros Ortega Ramos

Correo electrónico: sociologia_uameros@hotmail.com

Comentarios
Etiquetas

Eros Ortega Ramos

Licenciado en Sociología por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.
Cerrar