Reseñas

Mi Villano Favorito 3: Innecesario divertimento de fórmula

Gru y Lucy son despedidos de la Liga Anti-Villanos al no poder capturar a Balthazar Bratt, un villano bastante anticuado que fue una estrella infantil, pero que al llegarle la pubertad perdió su empleo y su fama, gracias a esto nacieron sus ganas por hacer villanías alrededor del mundo. Mientras lidia con el desempleo, Gru recibe la noticia de que tiene un gemelo y que éste desea conocerlo. Gru decide aceptar la invitación a la mansión de su hermano, quien le confiesa que su intención es que ambos sigan la tradición familiar de dedicarse al crimen.

En 2010 se estrenó “Mi Villano Favorito”, la primera película de la productora Illumination Entertainment. Aquella cinta, sin ser nada extraordinaria, consiguió atrapar al público al mostrar una historia refrescante con protagonistas entrañables y unos personajes sumamente graciosos y originales llamados “minions”. Tras el éxito comercial de aquella película, el estudio vio en dicho proyecto una autentica mina de oro, y como era de esperarse, la secuela de “Mi Villano Favorito” llego a los cines unos años después. Y aunque la segunda parte de esta saga no tuvo la calidad de la primera, el éxito comercial se hizo presente y les dio la oportunidad no sólo de hacer un spin-off sobre lo minions, también de hacer la tercera parte de la saga del villano Gru, la cual se estrena este fin de semana en los cines del país.

“Mi Villano Favorito 3” (Despicable Me 3, Estados Unidos, 2017) repite la fórmula de la mayoría de las secuelas de películas animadas: una historia que en esencia es igual a la de la primera entrega, personajes de relleno que completan a los que ya conocíamos pero que no aportan nada nuevo ni diferente y un villano igual de anticuado que el de la primera entrega.

Esta cinta no tiene un conflicto claro que desarrollar, es imposible descifrar si la historia trata sobre los hermanos Gru y Dru, sobre el villano y cómo atraparlo o sobre las dificultades que tiene el personaje de Lucy para encajar en su nueva familia. Y el problema no es tener tres historias -aunque sí parece un exceso para un film infantil-, el problema es que ninguna está desarrollada. Entiendo que si se profundizaran en cada una el film podría durar incluso más de 2 horas, y eso es mucho tiempo para una película infantil, pero entonces los guionistas no tienen porque poner tantas historias a lo bruto, sólo para justificar tantos personajes que, como mencionaba, son innecesario.

He leído y escuchado que el villano de esta cinta es el mejor de toda la saga. Y sí, eso es cierto, pero no porque sea un villano envidiable, sino por lo ridículo que resultaron ser los villanos anteriores. En esta ocasión, el villano sólo es el vehículo que encontraron los creadores de la cinta para atrapar al público adulto, ya que gracias a él salen a relucir un sinfín referencias a los 80s que entra con calzador pero serán reconfortantes para todos los que sean obligados por sus hijos a ir a verla.

El doblaje al español es malo. No por el magistral doblaje de Andrés Bustamante como Gru, ni siquiera por lo que hace Andrea Legarreta como Lucy,que la verdad no es muy malo. Si no por el doblaje del villano Balthazar Bratt, el cual corre a cargo de Jay de la Cueva, sí, el de Moderatto; este hombre hace que el villano sea aún menos exitoso.

“Mi Villano Favorito 3” tiene a su favor que tiene un buen ritmo, aunque todo lo que se esté desarrollando sea un sinsentido. Los famosos minions aparecen muy poco, algo malo si tomamos en cuenta que son lo más divertido de la saga, pero se agradece porque son tan repetitivos que ya no causan gracia. “Mi Villano Favorito 3” es una muestra más de que las películas animadas y las secuelas no son una combinación exitosa.

Comentarios
Tags

Todo Incluido

Todoincluidolarevista.com es un medio electrónico que tiene por fin dar información veraz y honesta de lo que sucede en los ámbitos municipal, estatal y nacional.

Artículos Relacionados